• Regístrate
Estás leyendo: La agenda del 2018: Elecciones y violencia
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 04:33 Hoy

La agenda del 2018: Elecciones y violencia

Publicidad
Publicidad

El proceso electoral no está ajeno a la violencia que vive el país y aunque para Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, no hay focos rojos de cara a las elecciones de 2018, reconoce que hay que estar atentos porque la situación de violencia cambia todos los días.

Tal vez aún no haya focos rojos para que la violencia afecte directamente la realización del proceso electoral, pero sí los hay en cuanto a los niveles de penetración del crimen organizado en los círculos de poder en donde al final, en muchas ocasiones, terminan ejerciéndolo en la figura de los presidentes municipales.

Un ejemplo es la historia de un municipio de Jalisco, Villa Corona, en donde en circunstancias extrañas llegó a la presidencia municipal el alcalde Rodolfo Ruvalcaba Muñoz, pero quien hizo campaña fue un militante priista de nombre Ramón Sierra Garza, quien tenía antecedentes penales y que al final despachó como alcalde desde la Secretaría del Ayuntamiento. Al final se giró orden de aprehensión en contra del usurpador quien hoy se encuentra prófugo de la justicia, mientras que el alcalde decidió retirarse del cargo.

No olvidemos el caso de José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala, Guerrero, implicado en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, a quien se le relacionó con un cártel de la localidad.

Pero lo más grave es el homicidio de militantes de diversos partidos políticos en el cargo o aspirantes a ocupar uno, tras el proceso electoral de este año; tan solo en el cierre de 2017 y arranque del 2018 al menos 12 políticos han sido asesinados.

Las especulaciones son muchas, se habla de una posible colusión con los criminales por un lado, por otro se habla de que son un estorbo para los grupos delictivos que operan en las zonas donde han sido asesinados, lo cual en efecto debe ser un foco de alerta.

¿Por qué? Por la sencilla razón de que no descarte usted que en algunos casos sean los grupos delictivos los que tengan una alta injerencia en que estos políticos hayan llegado al poder, para controlar por ejemplo a quienes pondrán en puestos clave como las secretarías de Seguridad o las direcciones de la Policía.

Otro asunto que preocupa es ¿en qué condiciones se estarán llevando las campañas políticas en algunas zonas del país? pues los ataques a candidatos o precandidatos o personas que podrían posicionarse para un cargo público en especial para los municipios, estarían presionados por grupos de criminales para conducirse de tal o cual forma, so pena de sufrir alguna agresión.

De diciembre a la fecha, 12 políticos de distintos partidos han sido asesinados, se sabe que al menos cinco aspiraban por un puesto en las próximas elecciones, uno de ellos ocurrió recientemente muy cerca de aquí, en Tomatlán, Jalisco, en donde fue asesinado el diputado local por el PRD, Saúl Galindo, quien se sabe aspiraba a ser alcalde de este municipio. Ayer encontraron sin vida al ex presidente municipal de Mixquiahuala, Hidalgo, junto con su hijo.

Un dato escalofriante: 82 alcaldes en funciones, alcaldes electos y ex alcaldes fueron asesinados entre 2006 y 2016 según la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC). ¿Seguro que no hay focos rojos?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.