• Regístrate
Estás leyendo: Innovación criminal
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.10.2018 / 01:08 Hoy

Innovación criminal

Publicidad
Publicidad

Lejos quedó la imagen aquella del criminal que tenemos en la mente del mal encarado con sombrero vaquero, botas de piel exótica, camisa floreada y jeans, los criminales a los que la sociedad se enfrenta son cada vez más preparados pues al final del camino el crimen es un negocio que mueve miles de millones de dólares al año y tal parece que poco se hace para frenar al crimen organizado desde la estructura que lo fortalece: la financiera.

Cada día somos testigos de una mayor descomposición en cuanto al número de asesinatos que se cometen cada día, pero déjeme decirle que este es el último peldaño de la pirámide delictiva, digamos que se trata de los cobradores de cuentas que al no tener respuesta de sus deudores cobran con la vida el haber adquirido un crédito con los dueños del "negocio".

Qué es lo que sucede en las altas esferas del crimen organizado, pues una verdadera diversificación de actividades redituables que les permiten obtener ganancias millonarias más allá del tráfico de drogas, armas, o personas. De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (ONUDC) se ha dado una serie de crímenes emergentes que engrosan la ya de por sí gran gama de actividades ilícitas llevadas a cabo por la delincuencia transnacional en la que están inmersos los grupos delictivos de nuestro país.

No crea que me refiero solo a los cárteles de la droga que en gran medida controlan el tráfico internacional de estupefacientes, me refiero a los grupos criminales que se dedican a actividades tales como el cibercrimen, los crímenes relacionados con la identidad, el tráfico de bienes culturales, los traficantes de fauna y crimen forestal, los que se dedican a los delitos marítimos y la piratería, así como el tráfico de órganos.

Todas estas actividades están claramente identificadas por la ONUDC, que ve en el crimen organizado "un fenómeno cambiante y flexible" lo que lo vuelve un fenómeno complejo, pues los responsables de los delitos que se cometen en una entidad, por ejemplo nuestro estado, no necesariamente se encuentran aquí y pueden las víctimas, los sospechosos, los grupos delictivos organizados y el producto del delito situarse en un sinnúmero de ubicaciones.

Es por ello que debemos ver el fenómeno como uno global y entender que los esfuerzos aislados por combatir a los criminales no darán nunca resultado. Me quiero detener en un asunto que recientemente vivimos aquí en Guanajuato y que le dimos a conocer oportunamente a través de MILENIO, como fue el robo de actas originales de nacimiento de una oficialía del Registro Civil.

Esos documentos, si usted le suma por ejemplo la obtención de información relacionada con la identidad de otra persona, cosa que desafortunadamente en nuestro país es relativamente fácil y en lo global hay mucha información disponible en las redes sociales, los datos pueden usarse para lavado de dinero, cometer fraudes, realizar actos de corrupción, fomentar la trata de personas o el tráfico de ilegales, etcétera.

El simple robo de más de 2 mil actas tiene un costo de alrededor de 5 mil pesos pero si por ejemplo le pone un valor de transacción mínimo de 10 mil pesos el acta para falsificar una identidad el resultado son 20 millones de pesos en el mercado negro. El enemigo a vencer es mayor de lo que nos imaginamos... ¿y se atreven a poner fechas para acabar con la violencia generada por los criminales?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.