• Regístrate
Estás leyendo: Guerrilla y secuestradores la conexión Chile-Guanajuato
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 20:52 Hoy

En frecuencia

Guerrilla y secuestradores la conexión Chile-Guanajuato

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

La presencia en Guanajuato de una peligrosa banda de secuestradores que se estima habría operado alrededor de 10 años en la zona del bajío y estados vecinos, no habría sido posible sin la participación por complicidad u omisión de autoridades mexicanas, y por actos de corrupción que permitieron a miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile vivir plácidamente en San Miguel de Allende.

Cobran en este caso especial relevancia dos personajes integrantes del FPMR relacionados directamente con el asesinato del senador chileno Jaime Guzmán, identificado con la dictadura de Augusto Pinochet, ocurrido en 1991 y acusados en el país sudamericano de varios asesinatos; ellos son Raúl Escobar Poblete, quien se hizo llamar Ramón Alberto Guerra Valencia y Ricardo Palma Salamanca, alias Esteban Manuel Solís Tamayo.

Se sabe que Raúl habría llegado a México hace poco más de una década, para ingresar primero tuvo que tener contacto con las autoridades de migración, después logró obtener incluso una credencial de elector a nombre de Ramón Alberto Guerra Valencia para lo cual tuvo que tener acceso a la falsificación de documentos que le permitieran obtener la falsa identidad, como acta de nacimiento, clave única de registro de población, etcétera.

Lo que parece un delito menor, permitió que Escobar Poblete pudiera operar con tranquilidad en el país, hacerse de propiedades producto de los secuestros en los que participaron al menos otras cuatro personas más, entre ellos otro de los personajes polémicos en la historia de Chile, Ricardo Palma Salamanca, acusado también por el asesinato del senador.

Raúl Escobar fue el encargado de coordinar la operación que permitió un escape de película de una prisión de máxima seguridad de Palma Salamanca junto con otros tres de sus compañeros a bordo de un helicóptero que los sustrajo de la prisión en 1996. Escobar Poblete fue capturado por la policía luego de que se le identificara como el autor del secuestro de una ciudadana de origen francés. Se cree que Palma Salamanca huyó junto con su pareja Silvia Brzovic Pérez, quienes también tenían identidades falsas que les permitieron salir sin problemas del país.

Apenas este jueves, fuentes allegadas a las investigaciones me hicieron llegar información de la detención de la pareja, que se encontraba en Francia, misma que habría ocurrido hace por lo menos 15 días pero que no se tenía corroborada la identidad.

Sin embargo pocas horas después el canciller chileno Heraldo Muñoz dijo que "No hay una información oficial a través de los conductos regulares, que en este caso es Interpol respecto a la eventual detención del señor Palma Salamanca", según publicó el diario de Chile El Mecurio. Me llamó poderosamente la atención esta declaración puesto que de acuerdo a la interpol en Francia ni México ni Chile habían hecho solicitud para su detención, publica el mismo diario, por lo cual no podía haber "información oficial a través de los conductos regulares"

Hoy me aseguran que ambas personas Palma y Brzovic, sí fueron detenidas y que una confusión similar se vivió cuando se detuvo a Escobar Poblete, pues pasaron días antes de que se reconociera que era la persona buscada por las autoridades chilenas, pues se había negado su aprehensión "por ciertas personas" me dice mi fuente. Por lo pronto lo que urge es que se haga justicia a las víctimas de los secuestros cometidos por éstos delincuentes en México y se devele el misterio de por qué tanto entresijo respecto a su detención pues me dicen autoridades que esperan "que fluya diferente la información oficial".

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.