• Regístrate
Estás leyendo: Guardia Nacional o andar por el mismo camino
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 00:43 Hoy

En frecuencia

Guardia Nacional o andar por el mismo camino

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Si queremos resultados diferentes, tenemos que hacer cosas diferentes, pero parece que al nuevo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador no le apura mucho la militarización de la seguridad pública y ahora sí, sin tapujos, serán elementos con formación militar y estrecha relación con el Ejército Mexicano los que formarán la nueva Guardia Nacional, que queda muy lejos de la malograda Gendarmería Nacional propuesta por Peña, esa sí de carácter civil.

Olvídese ya de la promesa del retiro del Ejército de las calles, que a lo mejor en la figura de los soldados podría retirarse como ha dicho el próximo secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, que poco tendrá de ciudadana por cierto; que el Ejército se retiraría de las calles eventualmente dentro de tres años, lo que hoy sabemos es que se irá, sí, pero dejando a la Guardia Nacional de origen castrense, ni más ni menos.

Felipe Calderón apostó por la salida del Ejército a las calles para trabajar en la depuración y profesionalización de los policías, la violencia generada por los delincuentes en medio de esta guerra contra el crimen organizado se incrementó y no se pudo contener, todo mundo esperaba que Peña Nieto reconsiderara la permanencia del Ejército en las calles pero no fue así, y el resultado a todas luces ha sido nefasto para México, el número de muertos producto de homicidios vinculados al crimen organizado ha alcanzado magnitudes inimaginables.

¿Cuál será el resultado manteniendo una militarización de la seguridad pública? Ya lo podemos imaginar, ya andamos el camino 12 años y lo único que hoy sabemos es que existe una incapacidad del estado para contener y disminuir la violencia que hoy aqueja al país.

Sigo sin entender por qué no se apuesta a una verdadera seguridad pública de carácter civil, sigo sin entender por qué se sigue apostando a lo mismo cuando no se dan resultados y cuando todo apunta a que la seguridad pública se atiende desde lo local, urge el fortalecimiento de las policías municipales, en su carácter de primer respondiente.

Tanto Felipe Calderón como Enrique Peña Nieto prometieron mejorar las policías municipales con capacitación, mejores sueldos y prestaciones y con la promesa de un proyecto de vida que nunca llegó en la mayoría de los casos.

En México siguen siendo miles los policías que se pagan su equipo, incluyendo las municiones que llegan a usar, reparan sus patrullas, tienen sueldos de miseria y con todo se les obliga a arriesgar su vida todos los días. Los niveles de corrupción son alarmantes y hoy no se tiene un proyecto específico para mejorar a los cuerpos policiales del país.

Claro que se aduce que este plan va acompañado de políticas públicas encaminadas a atender la raíz del problema, sin embargo seguimos andando por el camino de la militarización que no nos va a llevar a nada, y dónde quedó aquel slogan de campaña “menos balazos y más abrazos”.

Hoy se requieren reformas constitucionales para echar a andar este plan de la Guardia Nacional, quiero ver a todos los hoy diputados y senadores de Morena que estaban en contra de la Ley de Seguridad Interior, votar en contra de este plan que va más allá de la iniciativa del gobierno que se va.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.