• Regístrate
Estás leyendo: Guanajuato a un año de Trump
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 05:36 Hoy

Guanajuato a un año de Trump

Publicidad
Publicidad

La dependencia económica que el estado de Guanajuato tiene con los Estados Unidos es similar a la que tiene nuestro país, y los escenarios que se vayan dando conforme avancen las rondas de negociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica serán similares para la entidad debido a que la mayoría de las exportaciones del estado van al vecino país del norte.

Le digo lo anterior para entender cómo es que los empresarios guanajuatenses deben de reaccionar a una renegociación que nace más de una promesa de campaña del presidente de la Unión Americana, Donald Trump, que de haber querido simple y sencillamente no va a las mesas de trabajo y cierra la cortina.

Claro que sabe que es otra de sus fallidas promesas de campaña pues la constante en el gobierno que encabeza es que no se ha cristalizado ninguno de los estandartes que motivaron a que millones de estadounidenses votaran por él. Salvo la reforma fiscal que no tuvo problemas para pasar dado que los grandes beneficiados de ésta son los más ricos del país.

Son varios los ejemplos de que pesa más el orden en el país vecino y las tradiciones que la embestida de un presidente que se mantiene con el mismo discurso de campaña. Uno de ellos es su fallido intento por impedir el ingreso de personas de países para él no deseados especialmente de aquellos de origen y creencias islámicas.

Prometió acabar con el sistema de salud conocido como el Obamacare y recibió un revés del que no se ha recuperado políticamente. Su constante ha sido el escándalo y las declaraciones de confrontación a través de su cuenta de Twitter que parece es el único camino por el que pretende manejar la política exterior desde la Casa Blanca.

El blanco favorito de Donald Trump es sin duda México y prometió la construcción del famoso muro que según el vamos a pagar todos los mexicanos, muro que como van los tiempos se ve muy lejos primero que empiece y segundo que concluya antes de que se vaya.

Trump ha sido fiel a su espíritu de showman regaña, exhibe, busca a como dé lugar los reflectores y pretende seguir siendo la estrella del reality del que es protagonista y que dejará una huella indeleble en el país que gobierna al ceder el liderazgo real a otras naciones, pues hoy preocupa más a los mercados del mundo acciones o dichos de otros mandatarios, pues no es lo mismo hoy lo que haga Angela Merkel o Xi Jinping, que Donald Trump.

¿A qué nos lleva todo esto? A que al final algo va a suceder con el Tratado de Libre Comercio para que Trump pueda decir que cumplió con su promesa de campaña, veo lejos que Estados Unidos se salga del acuerdo comercial, pero veo muy probable que siga pateando el bote hasta el término de su administración, a final de cuentas se han puesto muchos plazos y no veo porqué no, solo por fastidiar sigan con la renegociación hasta el fin de su mandato; que no quiero decir que sólo será de cuatro años porque con él nada se puede prever.

Nadie pensó que llegaría a la candidatura, nadie pensó que ganaría y hoy es una incómoda realidad. Así que mientras su juego dure los empresarios de Guanajuato y México deberán aprender la lección de dejar de lado la dependencia, no solo de la economía mexicana, sino del asistencialismo oficial al que muchos acuden cuando entran en desgracia, si no me cree ¿recuerda a los banqueros?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.