• Regístrate
Estás leyendo: Falta de hidrantes, falla de origen en la ley
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:43 Hoy

En frecuencia

Falta de hidrantes, falla de origen en la ley

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

La lógica nos indica que 40 hidrantes públicos de los cuales solo en teoría sirven 31 y están distribuidos de manera poco estratégica en nuestra ciudad debido a que datan de varias décadas atrás, no son suficientes para el combate a incendios sin embargo desafortunadamente la ley no establece una exigencia a los desarrolladores a garantizar el abasto de agua suficiente para combatir incendios en las grandes ciudades.

Ello lleva a que además del descuido en que se cae en otros temas relacionados a la protección civil, como por ejemplo el hecho que se autorice sin escrúpulos la construcción de zonas habitacionales en terrenos que son un riesgo para la población por ejemplo en temporada de lluvias, tampoco se cuente con sistemas que permitan el combate a incendios y cada vez que haya una conflagración como las ocurridas en León de dimensiones descomunales se tenga que pedir el auxilio a corporaciones de otros municipios, lo cual sucede a la inversa porque no se cuenta con un adecuado sistema de hidrantes para apagarlos.

Miguel Herrera Reyes, perito en investigación de incendios y explosiones de la Academia Mexicana de Ciencias Periciales en un ensayo que circula en internet y que ha sido retomado por empresas aseguradoras, advierte que se le ha cuestionado sobre si la ley obliga a que se cuente con hidrantes para combatir los incendios, la respuesta que da el experto es: No. Y explica que es porque "la ley en la NOM-002-STPS-2000, exige que las empresas clasificadas con riesgo alto de incendio cuenten con un sistema fijo contra incendios, el cual es definido por esta misma norma como el instalado de manera permanente para el combate de incendios, los más comúnmente usados son hidrantes y rociadores".

Y agrega: "esto se debe a que no todos los riesgos necesitan hidrantes (puede que no sea suficiente esta protección) o rociadores, existen riesgos que necesitan sistemas fijos con espuma AFFF con expansión y tipo especifico, otros requieren sistema a base de polvos (como las empresas que fabrican o almacenan ácidos, donde la aplicación de agua puede generar reacciones violentas), lo que "SÍ" es claro es que la ley pide para ciertos riesgos un sistema fijo contra incendios".

El trabajo que realizaron los miembros de la Comisión de Gobierno y Seguridad Pública, del ayuntamiento de León para analizar la situación de este tema en la ciudad impulsado por el regidor Sergio Contreras, tras la denuncia de MILENIO respecto a la falla de este sistema tras el incendio en una fábrica de pegamento en el fraccionamiento Julián Obregón, enciende la alerta sobre prestar atención a un tema que puede convertirse en un dolor de cabeza, dado el desarrollo industrial en el que está envuelto la ciudad, por lo que urge que se tomen las medidas necesarias para proteger la vida de los leoneses ante in posible incendio.

Y es que es obvio que por décadas se ha dejado de lado el tema y no se puede postergar más, pues por ejemplo el incendio en la fábrica citada cobró al menos un par de vidas y esto no se puede repetir.

¿Qué hacer? Urge cambiar la ley para hacer obligatoria la instalación de estos sistemas, siempre prevenir será más barato que corregir.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.