• Regístrate
Estás leyendo: Enlodando instituciones
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 19:44 Hoy

En frecuencia

Enlodando instituciones

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Se les olvida a los adversarios políticos que cuando se enfrascan en una batalla por el poder o por los intereses personales o de grupo, que sus pleitos e intereses terminan por deteriorar no la imagen de a quienes les declaran la guerra, sino que terminan enlodando a las instituciones.

En México se tiene una crisis de credibilidad en las instituciones, la mayoría de los mexicanos no reportan una baja en la credibilidad de los funcionarios, sino que se refieren a las instituciones que son manejadas por éstos. No dicen tal o cual es culpable, dicen el gobierno es el culpable. No dicen tal o cual militante es responsable, dicen que el partido en general es el responsable de tal o cual situación.

Pero lo más delicado es cuando se golpean instituciones que garantizan derechos a los ciudadanos o acciones emprendidas por éstos. Ejemplo de ello es lo sucedido con la elección de consejeros ciudadanos del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (ITEI), en donde el proceso estaba diseñado para que ciudadanos lejanos a cualquier interés permitiera una selección transparente de los integrantes de éste. El problema es que todo terminó siendo un chiquero, desde la elaboración del examen, la selección de los supuestos “expertos” en transparencia que calificarían el mismo y la secrecía que se supone debía de guardarse para garantizar el derecho de equidad, misma que se rompió al dar a conocer un día antes, los resultados de los exámenes y curiosamente aprobaron los cuatro requeridos… Ah, pero uno no contaba con todos los requisitos cubiertos.

Pero sabe, mi querido lector, qué es lo más grave del asunto, que a nadie se hará responsable de haber manchado el proceso, que pese a que existe la intención de presentar hasta una denuncia por robo de datos esto no va a suceder, y que quien termina perdiendo es la imagen de la institución, el Itei, pues los consejeros que lleguen, por más limpia que en segunda oportunidad se realice la selección ya llegarán cuestionados.

Parece que nada ruboriza a nadie, parece que nada escandaliza a nadie, parece que todo acto que termina por vapulear a un organismo como el Instituto de Transparencia a nadie le importa, pues con la mano en la cintura el Congreso de Jalisco decidió poner a salvo los derechos de los que “pasaron” la primera prueba pese a los cuestionamientos del proceso y abre la puerta a que a los que “no les alcanzó” la calificación puedan participar de nuevo. Lástima que después de arrugada la hoja de papel, ésta ya no vuelve a ser igual. Al menos no para la percepción ciudadana.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.