• Regístrate
Estás leyendo: El perverso escenario del tráfico de armas
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 11:59 Hoy

El perverso escenario del tráfico de armas

Publicidad
Publicidad

El tráfico de armas es un problema que vale la pena desmenuzar para entender este fenómeno que deja ganancias millonarias a los fabricantes y comerciantes legales de armas, así como para quienes se dedican al comercio ilegal de éstas.

Me preocupa que se dé un cóctel perfecto entre los controles laxos para el comercio y adquisición legal de armas en los Estados Unidos, mezclado con la corrupción existente en nuestras aduanas y finalmente no contar con la prisión preventiva para quienes son sorprendidos con arsenales completos.

Lo que además me hace sospechar de un perverso escenario en el que los grandes ganadores son los fabricantes, legales por cierto, de armas, principalmente, de los Estados Unidos, responsables de la producción de aproximadamente una tercera parte del total de armas que circulan en el mundo.

Se ha reportado en los últimos años una caída en la venta de armas especialmente desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de la Unión Americana, pues el número de verificaciones de antecedentes penales por armas procesados cada mes, el cual es un indicador aproximado de la venta de armas, se desplomó en el 2017, lo que hace sospechar que los comerciantes de estos productos han apostado a dirigirlos hacia el mercado exterior, y han caído principalmente en manos de los traficantes de armas.

La legislación en cuanto al control sobre las armas en México no es el problema pues nuestro país tiene controles severos sobre la fabricación, compra y venta legal de armas, pero resulta que el boquete se abre a la hora de sancionar la portación ilegal, pues la prisión preventiva no es opción a la hora de detener a una persona con posesión de armas de forma ilegal, lo cual es solo un ingrediente y quiero señalarlo así un ingrediente porque hay muchos más que no desincentivan la violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos (LFAFYE).

Constantemente se ha señalado a los inmigrantes en los Estados Unidos como una amenaza pero nadie controla el comercio de armas desde el país del norte donde comprar una es casi tan fácil como ir a surtir la despensa, lo que ha sido aprovechado por traficantes que se dedican al comercio ilegal.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen, el comercio ilegal de armas en el mundo deja ganancias por 320 millones de dólares al año, mientras que estima que el número de armas que circulan en el país alcanzaría a dotar a 1 de cada 3 adultos hombres en México de una, según cita el documento "Tráfico de armas, entorno, propuestas legislativas y opinión pública", publicado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, del Poder Legislativo Federal. Al día de hoy significaría 3 millones 949 mil 216 personas armadas en México.

El número de incautaciones de armas en México no ha crecido, mientras que el promedio de detenidos por violaciones a la LFAFYE se mantienen en 14 mil por año y no crece. En contraparte el número de homicidios dolosos cometidos con armas de fuego siguen al alza y el tráfico de armas parece no tener fin.

Como dato final le comento que en 2016 se cometieron 12 mil 483 homicidios con arma de fuego que corresponden al 61 por ciento del total mientras que en 2017 el registro fue de 16,831 pasando al 67 por ciento del total. ¿Quién gana con todo esto?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.