• Regístrate
Estás leyendo: El papel de la oposición en Guanajuato
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 17:25 Hoy

En frecuencia

El papel de la oposición en Guanajuato

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Me pregunto si de nuevo nos volveremos a encontrar con el dilema en el que el partido en el poder a nivel federal tenía un discurso diferente al que tenía en lo local y viceversa el partido en el poder en lo local tenía un discurso diferente al que tenía a nivel federal.

En Guanajuato al menos por los primeros tres años se repetirá esa hegemonía que hoy tiene el Partido Acción Nacional, con un poder que le permitirá al gobernador electo hacer los cambios necesarios para ejecutar su plan de gobierno. Lo que menos esperamos de la oposición es que sea una que se dedique a trabajar e intentar enamorar a los guanajuatenses y no una que se dedique a poner piedras en el camino para entorpecer el trabajo de gobierno.

Me encantaría ver una oposición crítica, no criticona, que se dedique a poner lupa en el uso del recurso público, que sea colaboradora de los órganos fiscalizadores y que trabaje para convencer al electorado que también son opción de gobierno, que son capaces de construir y no solo de cuestionar el actuar del gobierno.

Los partidos y asociaciones políticas deberán asumir un papel más maduro en el nuevo horizonte que nos depara para el país con las autoridades recién electas, lo más decepcionante que puede ocurrir es que se planten en el papel que siempre han estado sin ofrecer nada diferente y sin reconstruirse para significar una verdadera opción de gobierno.

Hoy un claro ejemplo de un partido que no supo responder a las necesidades de los mexicanos ni a la exigencia de mejorar la seguridad, que va más allá de la promesa de tener pantalones para enfrentarla, es el del Partido Revolucionario Institucional, que hoy deberá de recomponerse y sacudirse de los lastres que trae dentro para plantarse como una verdadera oposición.

Lo mismo sucede con el resto de los partidos, creo que lejos quedaron los tiempos en los que la operación de los líderes conseguía el acarreo necesario para obtener el triunfo, hoy no, hoy quedó claro que la democracia se ejerce en el sentido en el que la mayoría de quienes van a las urnas lo decide pero también queda claro que muchos mexicanos no están convencidos ni siquiera de quienes llegaron al poder tanto en el país como en el estado, pues obtuvieron la mayoría de los votos de poco más de la mitad del total de electores no del 100 por ciento de estos.

Hoy México se encuentra en una encrucijada en donde cualquier indicio de retorno de viejas prácticas hará entrar en crisis al sistema democrático, y la multa recién impuesta a Morena por el INE, con su subsecuente impugnación deja mal parado de entrada al partido en el poder, por lo que no puede darse el lujo de que salte más cosas como éstas.

En lo local, esperamos ese golpe de timón prometido en materia de seguridad que redoblará la legitimidad del gobierno que entrará en funciones en el mes de octubre.

No nos interesa ver una oposición agachona que se acomode al gusto del gobernante en turno, ni en lo local ni en lo federal, pero tampoco una beligerante a le mínima provocación, con discursos electoreros que ya no estamos para escuchar una vez más.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.