• Regístrate
Estás leyendo: Dudas sobre Pemex
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 16:00 Hoy

En frecuencia

Dudas sobre Pemex

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Poco claras son las acciones en contra de quienes al interior de Pemex donde sucede, se dice, el más grande robo de combustible, incluso mucho más que el que se logra perforando ductos pues hoy en día han quedado muchas dudas respecto a los procesos de inculpados por este delito.

Ayer nos sorprendió por la mañana una incursión repentina de elementos de las Fuerzas Federales de Seguridad en la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor en Salamanca, donde me dicen de nuevo en una redada habrían detenido a varias personas como parte de una serie de investigaciones por robo de combustible a la paraestatal.

Espero que lo ocurrido ayer no termine como el operativo llevado a cabo hace cinco años en donde detuvieron cuando menos a una treintena de personas de las cuales poco menos de 10 quedaron finalmente sentenciadas porque se les logró comprobar un delito.

Pero parece que Pemex es como el peor portero de un equipo de futbol, lo peor del caso es que en muchas ocasiones parece una acción deliberada, pues la refinería de Salamanca es un claro ejemplo de una serie eventos desafortunados en donde la duda más grande es si la autoridad es cómplice de lo que está sucediendo.

Primero, dónde quedó la secrecía que debía de existir en torno a la ubicación de las redes de distribución de Pemex, cómo es que la información no se mantiene clasificada y cómo es posible que cualquier hijo de vecino sepa por dónde y a qué hora el ducto lleva tal o cual hidrocarburo.

Segundo, dos hechos debieron desencadenar inmediatamente el operativo que hasta ayer vimos, curiosamente luego de las reuniones que tuvo el Grupo de Coordinación Guanajuato, con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, y luego el acercamiento de Miguel Márquez con el presidente Peña. El primer hecho que debió motivar la movilización de tal magnitud fue la explosión ocurrida en la Terminal de Almacenamiento y Distribución el año pasado que generó una serie de investigaciones por parte de la PGR y la Secretaría del Trabajo, el motivo del incidente fue, se dice, una mala operación al extraer combustible de manera ilegal.

El segundo hecho que debió dar origen a este despliegue fue el que ocurrió a principios de año cuando fue asesinado el jefe de seguridad de Pemex en Salamanca, Tadeo Lineol Alfonzo Rojas, alerta clara de que las cosas no estaban bien.

Recientemente la PGR también abrió una carpeta de investigación en contra de trabajadores de la paraestatal pues al igual que en Chihuahua también alteraban los sistemas de calibración de las pipas para dar salida a mayor cantidad de combustible que el que se reportaba.

Lo que es cierto es que hoy en día son poco claros los resultados en torno a los hechos que hoy les narro, no se sabe si hay detenidos por el asesinato del jefe de seguridad de Pemex, no se sabe qué pasó con los detenidos tras la explosión, mucho menos de los detenidos por alterar los sistemas de medición. Así las cosas creo que el interés por acabar con el problema es nulo.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.