• Regístrate
Estás leyendo: Derrama millonaria y caos
Comparte esta noticia

En frecuencia

Derrama millonaria y caos

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

No cabe duda que la ciudad se enfrenta cada año al reto de crecer y de diversificar sus actividades, pero a la par necesita de una estrategia bien definida para poder atender la creciente necesidad de atención no solo a quienes vivimos en ella, sino también a quienes las visitan o como muchos otros quienes por períodos de tiempo determinado por diversas circunstancias se quedan a vivir en León.

Este fin de semana, como muchos años antes nos enfrentamos a quedar rebasados ante la gran cantidad de personas que deciden asistir a uno de los tantos eventos que ya son tradicionales en León, las vialidades cada año nos vuelven a quedar pequeñas los servicios son cada vez más complicados satisfacer aunque hay que reconocer que hay cosas que han mejorado y que en determinado momento habrá obras que terminarán por tener un impacto positivo para la ciudad.

Si ya sabemos cuál es el camino del éxito es importante trazar una ruta que nos lleve con mejor planeación a satisfacer las necesidades de todos los que de alguna manera interactuamos con la ciudad. Y es que llegará un momento en que nos veamos rebasados, claro ejemplo es lo ocurrido en días pasados en los que de un plumazo un cuarto de millón de personas visitaron la ciudad (según datos preliminares) y lo que para muchos pudo ser una estancia agradable terminó por convertirse no necesariamente en la mejor experiencia.

Vialidades saturadas, falta de espacio para hospedaje en algunos casos, estacionamientos insuficientes, una atención de calidad sí, pero mermada por la gran demanda de visitantes volvió de nuevo lo que conlleva insisto a mejorar la atención que se da al visitantes y fortalecer la infraestructura de la ciudad.

Creo que la ciudad de León merece un plan estratégico que vaya más allá de solo contar con la disponibilidad de habitaciones, que por fortuna para muchos empieza a quedarse pequeña dada la vocación que empieza a tener el municipio al ofrecer una gran cantidad de atractivos más allá de colocarse solo como uno de los destinos productores de calzado más importantes del país.

Ya no somos solo el destino de paso, poco a poco el turismo de negocios, de convenciones, social, el ecoturismo, el turismo cultural, se ha ido apoderando de la ciudad y la variedad de personas que vienen a visitarnos se quedan más de una noche y ello conlleva una mayor demanda de atenciones.

No hay pretexto pues nos queda claro que pese a la campaña de desprestigio que nos ha dejado la actividad delincuencial, la gente no duda en venir a León a disfrutar de un buen espectáculo, o de la oferta de atractivos turísticos que tiene, no hay freno a la inversión pues la oferta de habitaciones ha ido creciendo, tenemos eventos consolidados y con fieles seguidores que año con año regresan a la ciudad.

La infraestructura nos empieza a quedar chica, y la calidad en la atención también, urge un plan que nos permita consolidarnos como uno de los ejes turísticos de la entidad, de lo contrario será más fácil que una mala calidad en la atención y la falta de visión termine por ahuyentar al turismo y con ello la derrama económica de la que hoy estamos gozando.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.