• Regístrate
Estás leyendo: Bosque urbano, sí es posible
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:58 Hoy

En frecuencia

Bosque urbano, sí es posible

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

El desarrollo de las grandes ciudades debe ir en sintonía con el bienestar no solo con el progreso económico pues eso garantiza que quienes vivimos en una gran ciudad, tengamos la oportunidad de sentir un equilibrio y para ello es muy importante la preservación de los recursos naturales y contar con suficientes espacios en donde la población no solo se encuentre con concreto y asfalto sino también con plantas, árboles y agua limpia.

Es lamentable lo que sucede en nuestra ciudad, y la poca conciencia que se ha tenido respecto a ese bienestar y la necesidad de tener contacto con la naturaleza, el crecimiento ha pegado duro y resulta que no contamos ni con el mínimo básico propuesto por la Organización Mundial de la Salud, de tener al menos nueve metros cuadrados de áreas verdes, no llegamos más que a dos.

Es claro que no tiene porqué estar peleado el desarrollo con el contar con suficientes áreas verdes, es cuestión que volteemos a ver otras ciudades del mundo que han alcanzado niveles de calidad mundial gracias precisamente a que tienen un desarrollo económico que es sustentable a la vez y no han descuidado la naturaleza. Vancouver en Canadá, Portland en Estados Unidos, Curitiba en Brasil y hasta Bogotá en Colombia son claros ejemplos de que sí se puede.

Desafortunadamente talar árboles parece que se ha convertido en una práctica que ya a nadie sorprende cuando en otras ciudades del país es un escándalo el hecho de que se tale un solo árbol, pero no aquí, parece que ha pasado a ser algo tan natural que no nos deja ver el mal que le estamos haciendo, olvídese a la naturaleza, a nuestra propia calidad de vida.

Al menos por conveniencia deberíamos empezar a pensar en la necesidad de emprender una importante campaña de reforestación y defender los árboles que plantemos. Desafortunadamente no existe una campaña desde el gobierno, al menos no la he visto, y si existe está sumamente escondida para empujar el tener áreas verdes dignas.

Hago desde aquí el llamado a regidores y diputados para impulsar reformas a la ley que eviten la depredación de las áreas verdes con las que contamos, pero además exigir a los desarrolladores de vivienda que un porcentaje, que bien pudiera ser a lo menos el 30 por ciento del terreno a desarrollar sea destinado a áreas verdes, de lo contrario veremos imágenes terribles desde el aire cómo nuestra ciudad es una plancha de concreto sin poder identificar las zonas donde debería haber árboles.

La OMS ha insistido que la presencia de áreas verdes en las ciudades contribuye a mejorar la salud mental y física de sus habitantes. Existe una buena cantidad de estudios que han demostrado de manera consistente que el contacto con la naturaleza tiene efectos tranquilizantes y de reducción de estrés que es fácil apreciar por la forma en que se desarrollan actividades al aire libre sin importar si se disfrutan en solitario o en grupo, estos espacios parecen ayudar a contrarrestar conductas malsanas para la sociedad.

Es momento de despertar la conciencia sobre este tema y pensar en la necesidad de plantar árboles y respetar las áreas destinadas a espacios verdes. Si cada uno sembráramos un árbol, tendríamos un gran bosque urbano.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.