• Regístrate
Estás leyendo: Así no se puede
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 11:21 Hoy

En frecuencia

Así no se puede

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

El combate al delito, es un asunto lleno de complejidades que no se resuelve única y exclusivamente con el uso de la fuerza, pero no cabe duda que no pueden escatimarse los recursos para hacer frente a la delincuencia común que es la que verdaderamente está pegándole a nuestra comunidad.

Hace unos días recibimos la noticia de que nuestro estado y nuestra ciudad iban a recibir menos recursos provenientes del Fortaseg, y de inmediato nos pusimos a revisar el comportamiento de las denuncias presentadas ante la autoridad investigadora en los últimos dos años, a fin de saber si se justifica un recorte a los recursos en materia de seguridad.

En un trabajo de mi compañera Sofía Negrete, hoy le damos a conocer cómo es que de 2015 a 2016, la variación en el número de denuncias presentadas ante el ministerio público por diversos delitos subió en 1,449 querellas más, lo que nos habla de que un recorte en el gasto destinado a la seguridad, seguro será un problema para nuestra ciudad.

Para que se dé una idea de la gravedad del problema, que por supuesto no es más que un reflejo de lo que sucede en el país, cada hora en nuestra ciudad se presentan casi 4 denuncias en promedio, lo cual es menor si tomamos en cuenta los datos escalofriantes que nos ofrece por ejemplo la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) que revela que solo 6 de cada 100 delitos se denuncian, lo que significaría que el número de delitos reportados, que no denunciados, sería de poco más o menos 473 mil 516, es decir cada hora en León se estaría registrando 54 delitos, de los cuales sólo se denuncian cuatro.

Y mientras vemos cómo a nivel federal deciden meterle tijera a recursos tan importantes como son los del Fortaseg, fondo que se utiliza especialmente en el equipamiento y capacitación de policías, tristemente nos damos cuenta que gastos suntuosos siguen sin ser tocados, y miles de millones de pesos que fueron a dar a los bolsillos de un puñado de ex gobernadores no han regresado a las arcas, pero eso sí, han protagonizado episodios de su vida dignos de una telenovela.

La pregunta es: ¿Cuándo los diputados pondrán un poco de atención a la hora de aprobar los presupuestos federales? pues nos queda claro que los han madrugado más de una vez con recortes a fondos estratégicos como el Fortaseg, o el ya famoso gasolinazo que a más de un legislador lo tomó por sorpresa por andar de simple levanta dedos, y luego ofreciendo disculpas, pasando la vergüenza de hacernos saber que ni leyó lo que aprobó. Así no se puede.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.