• Regístrate
Estás leyendo: ¿A quién le conviene la guerra contra las drogas?
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 04:37 Hoy

En frecuencia

¿A quién le conviene la guerra contra las drogas?

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Sería injusto atribuirle solo a un gobierno la responsabilidad del alza en la violencia que hoy vivimos, el estado de Guanajuato se encuentra inmerso en un escenario global en donde la demanda de drogas y el alza en los consumidores ha traído consigo una guerra encarnizada entre los grupos criminales por el control de un mercado creciente, propiciado por el alto costo de las sustancias adictivas, producto de la prohibición de estas.

Tal vez usted no esté de acuerdo conmigo, pero los gobiernos no son responsables de la creciente violencia, los responsables de ésta son los criminales que hacen sus fortunas dañando la salud de cientos de miles de personas que terminan presas de una adicción.

De lo que sí es responsable el gobierno es de no aplicar políticas públicas que ataquen el consumo de drogas como un problema social y de salud y no como un asunto de seguridad, está más que probado que la guerra armada nos ha llevado a un sinfín de muertos, conteo que no se va a detener mientras el mercado de las drogas sea un negocio redituable.

Entre 2010 y 2017, el consumo de drogas se incrementó un 47% en nuestro país, se estima también de acuerdo con la Encuesta Nacional Contra las Adicciones que en México, 8.5 millones de personas han declarado que consumieron droga alguna vez en la vida. Supongamos que como piso cada una de estas personas gastó en un día 100 pesos por una dosis de droga, la venta total de ese día sería de 850 millones de pesos, sí como lee, una fortuna que va a parar a la bolsa de los delincuentes.

Está más que probado que no solo en México, sino en todos los países donde se encuentra una alta presencia del crimen organizado transnacional relacionado al tráfico de estupefacientes, esta va acompañada de un aumento de la violencia y la delincuencia relacionadas con las drogas, arraigados por los beneficios del lavado de dinero producto de una pobre fiscalización de los recursos por parte de las autoridades hacendarias.

El Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) correspondiente a 2017 viene a reforzar la teoría que la violencia generada en la región de Norteamérica se debe a un alza en la demanda de drogas, principalmente sintéticas que resultan las de mayor poder adictivo y destructivo para la salud.

El informe dice que: "Entre las amenazas para la región en materia de drogas, las más importantes y las que están ganando más terreno siguen siendo la disponibilidad generalizada y cada vez mayor de heroína, la contaminación de esa sustancia con el fentanilo y sus análogos y el uso indebido de medicamentos sujetos a prescripción médica fiscalizados".

De hecho de acuerdo al informe de la JIFE, la disponibilidad de metanfetamina producida en México parece ir en aumento: en 2016 se incautaron 26 mil 44 kilogramos a lo largo de la frontera sudoccidental de los Estados Unidos, frente a los 19 mil 202 kilogramos del año anterior.

Todo ello debido a que el consumo se ha incrementado y sigue la sencilla ley de la oferta y la demanda, la pregunta es ¿a quién le conviene que no disminuya el número de personas con una adicción? ¿No será que debido a las ganancias enormes que mueve el mercado de las drogas existen fuertes presiones para inventarse guerras, mantener el producto caro y no bajar las ganancias?

Insisto, es muy fácil sin argumentos decir, es que el gobierno es culpable de la violencia, es muy fácil culpar por el incremento en los muertos, no, de lo que sí son responsables es de mantener una política que me parece incorrecta contra el narcotráfico.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.