• Regístrate
Estás leyendo: Rascacielos: Por qué La Roca es una innegable estrella de cine
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 01:52 Hoy

Bambi vs. Godzilla

Rascacielos: Por qué La Roca es una innegable estrella de cine

Maximiliano Torres

Publicidad
Publicidad

¿Puede una mala película ser tolerada gracias al carisma de su protagonista? Rascacielos es el ejemplo. Más allá de reseñar sus fallas, vale la pena observar cómo la personalidad fílmica de Dwayne Johnson La Roca amortiguó la recepción de esta cinta, a la que crítica y audiencia le dieron el beneficio de la mirada relativa.

Will Sawyer (Dwayne Johnson) es ex líder de la Unidad de Rescate de Rehenes del FBI y veterano de los marines. Obligado a retirarse luego de un operativo que terminó en tragedia y en el que perdió una pierna, ahora trabaja como asesor de seguridad para los desarrolladores de los rascacielos más grandes del mundo. Su proyecto más reciente lo envía a China con todo y familia para inspeccionar a La Perla, el edificio más alto del mundo con doscientos cuarenta pisos y un sistema de seguridad infalible. Tan pronto emite su veredicto favorable al magnate dueño del edificio y le informa que La Perla es una fortaleza impenetrable, los problemas empiezan a surgir. Un comando armado irrumpe en la construcción, desactiva el sistema de seguridad para provocar un incendio, contradiciendo las predicciones de Sawyer. Peor aún, perfilándolo a él como principal sospechoso de este golpe. No solo su reputación está en riesgo, su familia quedó atrapada en el piso donde el fuego ha comenzado y tendrá que ingeniar cómo rescatarla. Su única alternativa será escalar el edificio más alto del mundo.

Prácticamente toda la premisa de Rascacielos es prescindible. Comenzando por el hecho de que su protagonista sea un amputado. Esto es visto como gesto de reconocimiento al sector de la sociedad que vive con discapacidades físicas. De acuerdo. Por otro lado, para honrar a una comunidad poco representada en el cine puede haber historias más idóneas que ésta. No es impensable que un hombre sin una pierna pueda cumplir la hazaña física que plantea la película. Existen anécdotas de personas discapacitadas que vencieron obstáculos físicos dando una lección de resistencia física, mental y espiritual. De hecho, La Roca entrenó para este papel a lado de Jeff Glasbrenner, el deportista amputado que escaló el Monte Everest. Lo que ocurre es que Rascacielos es tan absurda en su planteamiento de la acción que es difícil detenerse a pensar de forma inspiradora en el hecho de que Sawyer tiene una prótesis. Luego está La Perla, que es el Titanic de los rascacielos. Los terroristas que se infiltran en el edificio más protegido del planeta se esfuerzan lo mismo que alguien que hackea un password tecleando 1234. ¿Qué tenía que hacer la familia de Sawyer en China, viviendo justo en el piso del edificio donde comenzaría el caos? Evidentemente, La Roca está evocando a gritos a Bruce Willis en Duro de Matar y a las escenas de alto riesgo de Tom Cruise. Si Willis y Cruise se salieron con la suya burlando las alturas en sus propias sagas fue gracias a directores expertos que sofisticaron y dramatizaron esas secuencias. Cosa que Rawson Marshall Thurber (director y escritor) trabaja mínimamente, resolviendo la trama con salidas fáciles.

Rascacielos no fue destrozada por la crítica. Y la razón es que Dwayne Johnson es tan popular, tan carismático y con una carrera tan cuidada en términos de imagen pública que la gente simplemente lo quiere ver. No importa si es en abominaciones como San Andreas, Rampage o Baywatch. Y los críticos, en lugar de señalar lo poco selectivo que es para hacer cine, lo ven loable. La prueba es que lleva cuatro malas películas al hilo, nadie ha llamado a discutir el fin de su carrera y los estudios siguen ofreciéndole estos proyectos desde hace una década. La Roca es, por derecho propio, una de las últimas estrellas de cine.

twitter.com/amaxnopoder


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.