• Regístrate
Estás leyendo: ¿A quién vas a llamar? A tu mamá
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 09:12 Hoy

Bambi vs. Godzilla

¿A quién vas a llamar? A tu mamá

Maximiliano Torres

Publicidad
Publicidad

Paul Feig no es el único director en Hollywood dándole voz y voto a actrices de comedia. Ahora, Jon Lucas y Scott Moore, guionistas de la trilogía Qué pasó anoche (The Hangover, 2009), buscaron talentos fuera de la liga de las consagradas (Tina Fey, Amy Poehler, Melissa McCarthy, Sandra Bullock, etc) para demostrar que hay más mujeres cómicas de las que una portada de Vanity Fair o Vogue nos puede mostrar.

El club de las madres rebeldes (Bad Moms) abre con la voz en off de Amy Mitchell (Mila Kunis) relatándonos la odisea que es compaginar su trabajo como directora de ventas de una compañía de café y su vida como madre de dos niños de primaria y esposa de un hombre con una carga laboral mucho más relajada, que no coopera con ella en las labores domésticas.

A medida que la carga de responsabilidades y la presión social por verse en control y en forma van llegándole al cuello, Amy decide ser honesta y aceptar que no es la madre ideal. Cansada de la incomprensión que la rodea, hace equipo con una mamá sumisa (Kristen Bell) y una madre soltera (Kathryn Hann) para comenzar una serie de actos rebeldes que irá desde no preparar el desayuno hasta llevar pan comprado en el super a la venta de repostería de la escuela. Esta conducta desatará la ira de la presidenta de la asociación de padres (Christina Applegate), quien no tendrá escrúpulos para castigarlas.

Vamos aclarando la clase de recomendación que estoy haciendo: esta comedia no tiene virtudes culturales. No es progresista, no promueve equidad, no aboga por la mujer contemporánea. Las mujeres de Lucas y Moore reprueban desvergonzadamente el test de Bechdel: hablan de hombres, y de penes no circuncidados, representan estereotipos de pies a cabeza y es probable que el desenlace no les haga justicia.

Lo que sí tiene esta comedia son virtudes cinematográficas escasas en la mayoría de los estrenos que vimos este verano: tiene un ritmo de chiste efectivo por minuto que no hay en Cazafantasmas, las mejores escenas (que abundan) no están en su trailer, sus tres protagonistas son verdaderamente un ensamble que trabaja para hacer más y más graciosa cada escena en lo general. Su argumento podrá ser demasiado simple, pero cuando este trío se apodera de situaciones y diálogos, la historia pasa a un segundo plano y lo único que podemos ver es el potencial del reparto para hacernos reír sin importar lo incorrecto, grotesco o sexista que sea el material.

Kunis, quien saltó a la fama en el sitcom That 70s show, quizá es quien menos libera su comediante interior. En todo caso funciona como la madre inconforme que organiza el movimiento rebelde. Parece que Kristen Bell aportará poco en su rol de ama de casa sometida; sorprendentemente, su aura inofensiva es blanco y fuente de no pocos chistes. Christina Applegate parecía ser la que más destacaría como villana, pero es Kathryn Hahn quien, luego de incontables papeles de reparto, se luce y es memorable.

Hace unas semanas el slogan de otra comedia femenina nos preguntaba ¿A quién vas a llamar? La respuesta es: a tu mamá. El club de las mamás rebeldes es, fácilmente, la comedia de mujeres más graciosa desde Damas en guerra.

@amaxnopoder

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.