• Regístrate
Estás leyendo: Situación actual de la carne de cerdo en México
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 07:11 Hoy

La economía del túnel

Situación actual de la carne de cerdo en México

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

Actualmente en México, se puede decir que son más las importaciones de la carne de porcino que las exportaciones ya que durante 2011 se comprobó que por cada tonelada de carne que fue exportada, se importaron 10 toneladas.

Las principales exportaciones mexicanas de carne de porcino se encuentran en Asia, especialmente en el mercado Japonés. Estas exportaciones al país asiático totalizaron 46.8 mil toneladas en 2011, lo cual aumentó en un 2.9 por ciento en relación con el año anterior. Dichas exportaciones a ese mercado han marcado una gran caída en 2009, ya que en este año se presentó el incidente sanitario de la influenza A/H1N1, por lo tanto después de implementar campañas para que el producto nacional retomara su imagen, el volumen de adquisición se ha ido recuperando lentamente.

Si se considera que Japón es el principal destino de la carne de cerdo, es necesario tomar en cuenta que los requerimientos zoosanitarios y de calidad demandados por el mercado asiático.

Por otra parte las importaciones en nuestro país se concentran en Estados Unidos y Canadá, de acuerdo a la estructura de las importaciones, se puede decir que la calidad de la carne de cerdo importada es menor a la exportada por nuestro país.

La producción de la carne de porcino en México ha crecido a una tasa anual de 1.1% durante el periodo 2001-2011, por lo que en este último año la producción se ubicó en 1.18 millones de toneladas, que comparado con 2010, lo cual refleja un crecimiento de 0.7%.

Dentro de la república mexicana se ubica a Jalisco, Sonora y Yucatán como los principales estados productores, que exportan carne de cerdo a países como Corea, Cuba y Nueva Zelandia.

Algunos otros estados que son productores de carne de porcino de la región Centro Occidente del país, que exportan o pueden exportar son: Aguascalientes, Colima, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Por su parte, la producción mundial de la carne de cerdo refleja un crecimiento durante los últimos 10 años, por lo que en el periodo comprendido de 2001-2011, la producción de carne aumento en una tasa media anual de 1.7%. Durante 2011, la producción mundial descendió a 101.7 millones de toneladas, que en comparación con 2010 representó una caída del 1.2%. Por lo tanto el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) estimó una crecimiento del 2.7%.

Dado el crecimiento del comercio internacional de alimentos, los países que más presencia tienen en el comercio internacional establecen normas sanitarias de seguridad biológica y de inocuidad cada vez más estrictas y rigurosas. China no es la excepción, en el caso de la carne de cerdo este país exige a México que dicho producto al ser exportado a su país cuente con dos certificaciones: La llamada México Calidad Suprema y la TIF.

La marca México Calidad Suprema es un sello oficial que garantiza la sanidad, inocuidad y calidad superior de los productos mexicanos en toda la cadena de producción. Es una marca oficial mexicana registrada por diferentes secretarias.

Aunado a lo antes señalado, el distintivo también ofrece asesoría y apoyo en aspectos como promoción, diferenciación del producto, incremento en la demanda, mejores precios y validación y reconocimiento a nivel internacional.

Para el Uso de la marca oficial México Calidad Suprema, la certificación la realiza un organismo independiente llamado Organismo de Certificación Zoosanitaria, lo que permite distinguir en los mercados nacionales e internacionales a los productos cárnicos de calidad.

Están sujetos a esta certificación productores de porcinos y bovinos; transportistas de ganado en pie y de carnes refrigeradas, plantas de sacrificio corte y deshuese, obradores, es decir, todos los integrantes de la cadena de la carne al llevar un producto seguro, sano e inocuo hasta la venta final. Destacan las cadenas de autoservicio, restaurantes y hoteles. En estos sitios resulta fundamental resaltar estas características mediante una etiqueta de fácil comprensión al consumidor final.

La certificación TIF (Tipo Inspección Federal) es un distintivo de inocuidad que permite a las empresas ofrecer productos de alta calidad sanitaria y de fácil comercialización. Esta certificación se encuentra sujeta a un sistema propio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.