• Regístrate
Estás leyendo: Dos veces presidente de Brasil, hoy en prisión. Mensaje para los políticos mexicanos
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 15:53 Hoy

La economía del túnel

Dos veces presidente de Brasil, hoy en prisión. Mensaje para los políticos mexicanos

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

Uno de los hombres más reconocidos en la esfera política internacional de Latinoamérica, es Luis Ignacio Lula Da Silva, dos veces presidente de uno de los países más fuerte en Latinoamérica, Brasil, un hombre de izquierda, ex dirigente de los trabajadores brasileños,

Lula Da Silva, candidato nuevamente a la presidencia de Brasil por el Partido de los trabajadores se encuentra hoy en prisión, es acusado de corrupción por el desvío de 10,000 millones de dólares.

Por supuesto que en este tipo de escenarios hay quienes creen en la inocencia de Lula y hay quienes lo consideran uno de los hombres más corruptos de Brasil. Independientemente de que sea o no, lo importante es vivir un momento histórico en Brasil, ningún personaje puede y debe estar por encima de la ley.

Hoy Lula duerme en prisión siendo aún candidato a la presidencia de la república, pero lo más importante, se encuentra arriba en las encuestas. Lo anterior es una afrenta a la democracia, la cual se debate entre la justicia y la injusticia. Porque si Lula aparece en las boletas y es ganador, entonces, los brasileños tendrán un presidente electo en la presidencia de Brasil, al menos que el tribunal superior electoral lo inhabilite en el mes de agosto. Lula tiene 35 por ciento de aceptación de los votantes, el seguidor más cercano Jair Bolsonaro con cerca del 17 por ciento, una opción conservadora y populista, Lula por su parte es liberal y populista.

Brasil hoy está polarizada por este suceso ejemplar contra la corrupción, un acto que a los políticos mexicanos les debería de interesar y preocupar, porque Brasil no es más democrático que México, sin embargo, allá sí se aplica la ley. Por eso, cualquier cargo que tenga o haya tenido un político, si se corrompe debe ser castigado por la ley. Eso es lo que debemos aprender los mexicanos, porque aquí existió la Casa Blanca y la Estafa Maestra, pero al final, nada ni nadie sabe nada, todos son inocentes. Qué cochinero.

Por supuesto que las pruebas según el Juez fueron contundentes contra Lula, se le acusa por corrupción, sin embargo, quienes están a su favor argumentan que las elites económicas se están vengando de los privilegios que Lula como presidentes les quitó mientras fue presidente de Brasil.

Las divisiones están marcadas, hay manifestaciones y bloqueos a favor de Lula en las 27 unidades federales de Brasil, el tigre está suelto y alguien debe amarrarlo y tranquilizarlo. El juez le aplicó una sentencia de 12 años, hoy tiene una edad de 72 años, lo cual significa su salida de prisión a los 84 años, ya un hombre anciano que no podría regresar a la política brasileña. En contraste, Elba Esther Gordillo, la ex líder de los maestros, hoy pide libertad anticipada por su edad, ya quisiera tener Lula en Brasil los privilegio que hoy tiene la Sra. Gordillo.

México necesita un juez como Sergio Mora, miembro del Tribunal Regional Federal de Porto Alegre, necesitamos un juez que tenga mano firme y enjuicie y castigue a los corruptos mexicanos. Porque en México la corrupción para la ley no existe, particularmente si lo hacen las vacas gordas. México necesita limpiarse de tanta porquería de corrupción, para ello es necesario tener un sistema de justicia independiente y libre. Un sistema en el cual caiga quien caiga.

graciamaximiliano@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.