• Regístrate
Estás leyendo: Lo que deben aprender los de la CNTE: El modelo finlandés
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 16:53 Hoy

La economía del túnel

Lo que deben aprender los de la CNTE: El modelo finlandés

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

Acabamos de pasar este fin de semana por la evaluación de los maestros, evaluación que por supuesto incluye a los que se dicen ser maestros, pero que prefieren estar en marchas y mítines, antes que estar frente al grupo de niños y de adolescentes que están ávidos de tener conocimientos que les permitan afrontar y, enfrentar mejor los retos y la vida dura que en algún momento tendrán frente a sí.

Una de las reformas estructurales fue la educativa, una buena señal del gobierno federal, sin embargo representa un gran reto cuando se está frente a un grupo de maestros muy nutrido que piensa que antes de la reforma educativa se deben resolver otras problemáticas, sus salarios, sus prestaciones, sus condiciones de trabajo, etc., en fin, muchos intereses personales y de grupo.

Los profesores de los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, tienen inmerso un gran contingente de estos seudo maestros que ven su interés de grupo y personal antes que la buena formación educativa de los niños (muchos de ellos de los más pobres de México).

Consideramos que nada se justifica cuando un niño no está en clases porque sus seudo profesores se encuentran realizando politiquería en la ciudad de México, particularmente atendiendo intereses grupales, pero eso sí, los gobiernos de esos estados pagando sus salarios como si estuvieran realizando sus funciones.

No estoy en contra de la defensa de los intereses gremiales, particularmente de los intereses laborales, pero eso frente al abandono de los niños es una aberración y con nada se puede justificar. Al abandonar a sus niños, significa dejarlos cada día más destinados al fracaso de su vida laboral y, por ende abandonarlos para que sigan siendo pobres y engrosen las filas de esos 50 millones de mexicanos en pobreza.

En materia de educación, Finlandia es una muestra de éxito, ese país es referente obligado para ver experiencias de calidad en el mundo, Finlandia pone frente a los estudiantes de niveles básicos a los mejores profesores. La formación de calidad hace que los estudiantes obtengan los mejores lugares en el concurso PISA a nivel internacional.

Por supuesto, Finlandia es un país rico lo cual lleva a que los recursos destinados al sistema educativo sea exorbitante, sin embargo esos recursos se aplican eficiente y eficazmente, por poner algunos datos, en Finlandia la escolaridad es obligatoria , gratuita a tiempo completo, tienen asistencia de salud y alimentación, durante todo el ciclo elemental los libros y materiales son gratuitos; en el caso que algún alumno vaya a la escuela a una distancia de su casa mayor a 5 kilómetros, tiene la posibilidad de pedir el reembolso del pago de pasajes. Los estudiantes tienen la posibilidad de recibir a su profesor dentro de sus casas para que les resuelvan dudas.

En el sistema educativo finlandés no se puede repetir el curso, los alumnos deben prepararse bien; los docentes los elige la directiva del centro educativo, o sea cada centro contrata a sus propios profesores (claro que sin amiguismo o compadrazgo como suele pasar con la sección 22). Las clases se otorgan a grupos máximos de 25 alumnos por sesión. Desde el nivel básico los niños y jóvenes tienen un interés por la lectura. Para ser profesor se debe tener licenciatura. Los niños tienen durante toda la primaria al mismo maestro o maestra, lo cual fortalece su seguridad y hasta el quinto año no hay una evaluación numérica. En total hay 608 horas lectivas al año, no hay muchos deberes en casa, el tiempo libre los niños lo ocupan para actividades lúdicas.

La reforma educativa en Finlandia, dicen los expertos, ha permitido reducir la desigualdad social en un 25 por ciento. Esto es, se ha reducido la diferencia entre ricos y pobres dentro de ese país. (Claro, ser pobre en Finlandia es comparado con México en ser de clase media).

La familia es fundamental, los padres tienen la conciencia que ellos son la parte nodal de la formación de sus hijos, según datos finlandeses, el 80 por ciento de las familias van a la biblioteca los fines de semana. Para Finlandia el tesoro nacional son los niños y por ende los ponen en manos de los mejores profesores finlandeses. El proceso de selección para ser maestro o maestra es una tarea fundamental en el sistema educativo finlandés. Para ser maestro se debe tener como mínimo en el nivel de bachillerato un nueve/sobre diez. Ser maestro de primaria es un honor dentro de la sociedad finlandesa; me pregunto ¿qué piensa la sociedad de guerrero, Chiapas o Oaxaca acerca de sus maestros? Pobre Oaxaca, Chiapas y Guerrero, tan lejos de Dios y tan cerca de la sección 22 de la CNTE.

graciamaximiliano@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.