• Regístrate
Estás leyendo: Las promesas incumplidas de Peña Nieto
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 06:14 Hoy

La economía del túnel

Las promesas incumplidas de Peña Nieto

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

Viajando en el auto de repente escucho por la radio palabras de un presidente sin ninguna popularidad, habla y habla de los logros de su gobierno, pero realmente se dirige a una audiencia que ya no lo escucha. Millones de pesos en gasto público para mejorar lo inmejorable, una popularidad por los suelos. Nos avergüenza saber que ese tiempo en la radio serviría para algo más productivo y necesario para la nación.

Peña simplemente no lo logró, y por ello no tiene derecho a inmiscuirse en nuestra tranquilidad, y es que cuando se escucha la propaganda de Peña, lo primero que hacemos es cambiarle a la estación de radio, pero sorpresa, la siguiente y la siguiente y la siguiente radiodifusora están difundiendo el mismo mensaje de Peña, la radio está casi en cadena nacional.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto se encuentra en la recta final de su sexenio, le quedan escasos tres meses para ejecutar en su totalidad los 266 compromisos hechos durante su campaña presidencial, todos firmados ante notario público, como lo firmó en su campaña: “Te lo firmo y te lo cumplo”. Muchos firmó y no cumplió, particularmente los trascendentales para el país.

Lograr lo prometido parece complicado, está a punto de entregar la banda presidencial y aún hay muchas promesas por cumplir: Crear la comisión nacional anticorrupción, compromiso que hizo público durante el mes de noviembre del 2012, “Tan mal hace quien corrompe como el que se deja corromper”, dijo Peña Nieto; pretendiendo acabar con este cáncer que tanto afecta a nuestro país, sin embargo la actual administración se ha caracterizado por estar envuelto en casos como “la casa Blanca”, los Panamá papers, la estafa maestra, entre muchos más; incluso la familia del presidente se encuentra envuelta en casos de polémicos viajes por Europa e, incluso la visita a los Pinos de uno de los mejores tatuadores del mundo, para según los medios, tatuar a la hija del presidente.

Otra promesa sin cumplir fue erradicar la pobreza alimentaria, se ejecutó la cruzada nacional contra el hambre, la cual fue presentada con bombo y platillo el 21 de enero del 2013 en el estado de Chiapas, ésta buscaba garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición de los 7.01 millones de mexicanos que viven en condición de pobreza extrema; según el CONEVAL, en el año 2012 había 53.3 millones de personas en situación de pobreza, para el año 2016 fueron 53.4 millones de personas.

Existe un decreto por el que se crea un Consejo consultivo para el crecimiento económico y el empleo de México, el cual tiene como objetivo fortalecer la Soberanía de la Nación y su régimen democrático a través de la competitividad, el fomento del crecimiento económico, el empleo y, una más justa distribución del ingreso y la riqueza. Nada de eso se logró, crecimiento mediocre, aumento de la pobreza, falta de empleos que satisfagan las necesidades de los mexicanos. Uno de los grandes problemas consiste en que nuestra política fiscal favorece a quien más tiene. No es de ninguna manera creciente y, el efecto redistributivo resulta casi inexistente.

El 27 de abril del 2012 se firmó el compromiso 39 donde Peña se comprometía a que hubiera más jóvenes en la universidad: aumentar al menos a 45% la cobertura en Educación Superior, pero según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) solo el 17% de los jóvenes de entre 25 a 64 años de edad en México había cursado la educación superior (universidad) en el 2016.

Por último, el compromiso 266, “compromiso con tu economía familiar” en el cual Peña hacia un desglose de 10 compromisos, entre los que se destacaban becas para estudiantes de prepa y universidad, ganar más por tu trabajo, detener el alza de los precios de los alimentos básicos, etcétera, tampoco se cumplieron. De acuerdo con datos de INEGI, la inflación de enero alcanzó niveles de 5.55 por ciento, se destaca como la más alta desde el 2009. El incremento de los precios rebasó incluso los pronósticos de los analistas que, según una encuesta realizada por Reuters, esperaban una tasa anual del 5.51 por ciento en el primer mes del año.

Estos son sólo algunos de los muchos compromisos que el presidente Enrique Peña Nieto no cumplió, así que mejor lo invitamos a que dejé sus discursos y se dedique a trabajar por este país destrozado por la pobreza, la violencia y la delincuencia organizada o, mejor que ya se vaya de los Pinos, no creo que se le extrañe.

MAXIMILIANO GRACIA HERNÁNDEZ / QUETZALLI YALETZA GARCIA FLORES

graciamaximiliano@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.