• Regístrate
Estás leyendo: Carta abierta para Andrés Manuel López Obrador
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 13:22 Hoy

La economía del túnel

Carta abierta para Andrés Manuel López Obrador

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

Tiempo de campañas y tiempo de buenos deseos, Navidad no ha llegado, sin embargo, el primero de julio deberá ser una fiesta nacional en la cual los mexicanos votarán por aquel candidato en el que crean, por aquel candidato en el que confíen, por aquel candidato al cual los mexicanos le den su confianza a través del voto.

Todo parece indicar que el próximo presidente de México será Andrés Manuel López Obrador, en ese sentido es importante hacer una serie de reflexiones en torno a las propuestas que dicho candidato ha planteado.

En lo personal no creo en educar con el ejemplo para combatir la corrupción, si bien es cierto, el ejemplo es un excelente mecanismo para educar a los hijos pequeños, los cuales aún se están formando como futuros ciudadanos, ello no significa que predicar con el ejemplo implique un mecanismo de mejora para aquellos hombres y mujeres que han estado inmersos en la podredumbre de la corrupción a lo largo de toda su vida.

Para acabar con la corrupción en este país se requiere la aplicación de la ley, una ley que sea extrema en contra de aquellos servidores públicos quienes, con el uso de los recursos públicos los utilizan para su beneficio propio.

Combatir la corrupción implica generar conciencia en las escuelas, para que los niños y los jóvenes conozcan lo que este flagelo representa para el país. Combatir la corrupción por supuesto que se hace con el ejemplo, pero un ejemplo que lo asuma y lo practiquen los más de 2,400 presidentes municipales, los millones de policías que tiene este país, los magistrados, los jueces y los ministerios públicos; lo cual es una tarea harto difícil, por ello insisto, el combate a la corrupción implica por supuesto aplicar la ley y hacerlo acompañar con el ejemplo. No más casas blancas, OHL u Oceanografía.

Andrés Manuel López Obrador, cuando llegues a la Presidencia de la República deberás tener en tus secretarios de Estado a hombres y mujeres intachables, los cuales a su vez deberán incorporar en sus equipos a mexicanas y mexicanos con una amplia trayectoria, pero particularmente con una honestidad intachable, lo cual les permita trabajar, no por un puesto ni por un salario, sino por el amor a México, de ahí deberá partir una verdadera reforma en la administración pública Federal, porque de lo contrario, el capitán del barco no podrá hacer frente a la marea, y por ende, no logrará llevar a buen puerto a esto que hoy queda de nuestro México pobre, corrupto y sin esperanza. Tus retos Andrés Manuel son muchos, uno de ellos es el combate a la violencia, lo cual se debe generar a través de un mecanismo que Ricardo Anaya en su momento propuso en el primer debate presidencial; él señaló la necesidad de hacer un arduo trabajo de inteligencia para detener en su conjunto a las mafias organizadas, porque los grupos armados son como el cáncer, se corta la cabeza y renacen cinco o más cabecillas del grupo, por ello es necesario el trabajo de inteligencia para detener en su totalidad a los miembros del grupo delincuencial. Es una prioridad incrementar los salarios, Andrés Manuel, deberás trabajar y negociar con los empresarios y con los sindicatos un incremento salarial, cambiar la lógica de la Comisión Nacional de Salarios mínimos.

El aumento al poder adquisitivo de los trabajadores debe ser una prioridad en los primeros meses de tu gobierno. Al aumentar los salarios se incrementa el poder adquisitivo (siempre y cuando se evite un aumento de la inflación), con ello se logrará aumentar una variable fundamental de la economía que es el mercado interno. Una economía con un mercado interno fuerte y poderoso, logrará aumentar los niveles de consumo para alcanzar un aumento en los niveles de inversión, de renta y de bienestar. El tema de las gasolinas es un asunto que avergüenza y aqueja a muchos mexicanos, no es verdad que el subsidio a la gasolina sólo beneficie a los dueños de un automóvil, porque la clase baja utiliza transporte público, y un aumento al precio de los combustibles significa un incremento al precio del pasaje, con lo cual se disminuye el poder adquisitivo de las familias más desprotegidas.

El negocio de las gasolinas es un macronegocio que beneficia a unas cuantas familias mexicanas, por ello, el gobierno mexicano deberá construir las refinerías necesarias para que México sea un productor de gasolinas, porque tenemos lo fundamental, la materia prima.

La infraestructura es fundamental Andrés Manuel, deberás fomentarla y enriquecerla, pero no con iniciativa privada, la cual es una acción del capitalismo rampante. Es el Estado el que deberá generar su acción social para construir la infraestructura que México necesita. Andrés Manuel, te invito a que visites países escandinavos, en los cuales te podrás percatar lo que significa un eficiente gasto público, lo cual beneficia a millones de ciudadanos en esos países. Los mexicanos estamos cansados de pagar el uso de infraestructura generada por la iniciativa privada bajo convenio con el Estado, porque ello no es justo y tampoco es el mejor mecanismo de acción pública del gobierno mexicano.

graciamaximiliano@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.