• Regístrate
Estás leyendo: Reconocimiento a Enrique Bátiz
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 01:16 Hoy

Comentario y Debate

Reconocimiento a Enrique Bátiz

Mauricio Valdés

Publicidad
Publicidad

La administración pública tiene un ámbito de servicios ilimitado, desde suministrar agua en nuestros domicilios, hasta nuestra despedida de la vida.

A cada Gobierno le ha correspondido incorporar sus propias innovaciones.

El Gobierno de Carlos Hank González (qepd) promovió varias instituciones que han trascendido a su periodo de Gobierno (1969-1975).

Una de ellas fue, mediante convocatoria pública, firmada por el entonces Oficial Mayor: Arturo Martínez Legorreta, la fundación en 1971, de la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

Encontró para integrarla, organizarla y dirigirla, hasta hace unas semanas, al que fuera niño prodigio de la música: Enrique Bátiz Campbell, quien a la edad de 5 años interpretaba al piano en público.

Lo conocí y hemos sido amigos desde 1973, cuando me desempeñaba como Presidente Municipal de Texcoco (1973-1975).

Fue a deleitarnos con varios conciertos en diversos sitios, principalmente en la Catedral de Texcoco, porque fue hasta la creación del Centro Cultural Mexiquense Bicentenario, en agosto de 2011, cuando se instaló la sede adecuada para disfrutar los conciertos de la Sinfónica Mexiquense y otras actividades culturales.

Tanto Enrique Bátiz, como la Orquesta, han recibido muchos reconocimientos nacionales e internacionales. Se ha consolidado como una institución de gran prestigio.

Sus integrantes en lo individual son reconocidos músicos, tanto mexicanos como de otros países, puede afirmarse que es una orquesta de integración internacional.

Han ofrecido hermosos conciertos en muchas partes del mundo, en China, Estados Unidos, en varios países europeos y de nuestro Continente. Nuestra felicitación.

Nada de los que se pueda decir, será suficiente reconocimiento para Enrique Bátiz Campbell.

Alguna ocasión que conversamos sobre diversas oberturas que nos gustaban, le pregunté si conocía una de la cual ignoraba el compositor.

Me contestó tajante, que no existía.

No obstante que para el Maestro Bátiz no existía la Obertura "La medalla de Oro", podemos encontrarla en youtube, interpretada por bandas de viento de Oaxaca y de Tlaxcala, tal vez porque es de autoría anónima y no de algún conocido músico.

En esta columna, hoy se la ofrezco al terminar su responsabilidad al frente de la Orquesta Sinfónica, porque se merece, una medalla de oro, por su desempeño desde su fundación y hasta su despedida.

El Maestro Enrique Bátiz será recordado siempre, con gratitud, por su aportación a la cultura Mexiquense.

Gracias, Maestro.

Doy la más cálida bienvenida, a mi querido y admirado Paisano, Rodrigo Macías González, nuevo Director, quien por su juventud, talento, gracias a su preparación y dedicación hará una exitosa carrera con nuestra gran Sinfónica.

Los Texcocanos estamos de plácemes por su llegada, al grado que la actual edición de la Feria del Caballo, le ha ofrecido un homenaje.


@MauricioTexcoco

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.