• Regístrate
Estás leyendo: Nuevo aeropuerto metropolitano
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 04:30 Hoy

Comentario y Debate

Nuevo aeropuerto metropolitano

Mauricio Valdés

Publicidad
Publicidad

La Política es de naturaleza inestable, porque frente la movilidad de la sociedad y su contexto, el gobierno requiere la adaptación indispensable a condiciones y circunstancias en cambio permanente, y el político debe adecuar las intenciones a esas condiciones y circunstancias.

La difusión de una intención política sin un programa preciso puede ser eficaz como retórica, pero es irrelevante para el desempeño gubernamental, aunque pueda ser necesario para el proceso de gobernar.

La construcción del nuevo aeropuerto para la Ciudad de México está llegando a su punto más alto de la controversia. Las encuestas y los debates difundidos al respecto anuncian el posible resultado de la consulta que se efectuará pronto. Sin embargo, más allá de lo argumentado cuando se anunció en septiembre de 2014, los responsables del proyecto, del actual gobierno, han guardado silencio. Casi se han olvidado los testimonios utilizados entonces para decidir su ubicación y financiamiento, que mucho ayudarían para entender la controvertida decisión, la más trascendente obra pública de este y varios sexenios.

Agrios comentarios y sospechas subsisten respecto a los negocios en ciernes a su alrededor, como se rumoraba desde que coincidían en los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y Arturo Montiel Rojas, mientras el presidente que concluye, Enrique Peña Nieto, era el Secretario de Administración y Finanzas. Pero no pasó nada, aunque tal vez por ahí esté el origen del cuestionamiento. En concreto, aún nada.

Sería fundamental que el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, explicara las razones por las que se convencieron de tomar la decisión de Texcoco para el nuevo aeropuerto y desecharon Tizayuca, y transparentar los estudios realizados. Eso daría certidumbre.

Gobernar nunca ha sido sencillo. Y lo más difícil pensar para formular y tomar decisiones. La complejidad de viejos y nuevos problemas, el reto del futuro, la mundialización de la economía y la información, así como constantes avances científicos han demostrado la necesidad de que los gobiernos usen la investigación científica y la aplicación del conocimiento para lograr una mejor decisión. Por ello es indispensable que expliquen que análisis se hicieron y porqué se tomó esa decisión como la mejor opción.

Pendientes cuestionamientos elementales: ¿Cómo tomaron esas decisiones? ¿Qué información consideraron para tomarlas ycómo evalúan sus resultados a la fecha?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.