• Regístrate
Estás leyendo: "Juanga" y la homofobia
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 05:12 Hoy

La ciencia por gusto

"Juanga" y la homofobia

Martín Bonfil Olivera

Publicidad
Publicidad

La muerte de Juan Gabriel, ese gran músico que marcó nuestras vidas, no podía llegar en un momento más simbólico.

No porque coincida con las de otros titanes de la música como Bowie o Prince. Sino porque ocurre casi al mismo tiempo que el conservadurismo religioso y su campaña contra los derechos de las minorías sexuales está a punto de llegar a su clímax, con las marchas convocadas en septiembre para oponerse a la propuesta presidencial en pro de los matrimonios igualitarios, la adopción y los plenos derechos para estas poblaciones.

Los promotores de las marchas contra los derechos de estas minorías —no “a favor de la familia”— difunden una serie de mentiras absurdas, como que las reformas permitirían “que cualquier hombre que se sienta mujer pueda entrar a baños públicos de mujeres”, o “que a tus hijos desde preescolar los vistan del sexo opuesto para que puedan elegir ser niño o niña”. Ni la Secretaría de Gobernación ni la de Salud han movido un dedo para impedir esta desinformación manipuladora, ni para refutarla.

Pero detrás de estas mentiras absurdas se hallan otras ideas comprobadamente falsas. Que la homosexualidad es dañina para quienes la practican. O que puede afectar la salud física o mental de los niños criados en familias homoparentales, mito que Juan Ramón de la Fuente desmiente con firmeza en un artículo publicado el lunes en El Universal.

En el fondo de todo está el eterno prejuicio de que la homosexualidad es intrínsecamente “mala”. El mismo prejuicio contra el que Juan Gabriel, el maricón más notorio, admirado, exitoso y querido de México tuvo que luchar toda su vida, y que logró superar gracias a su talento.

Juanga nunca quiso salir de su clóset de cristal: “lo que se ve no se pregunta”. Se entiende: le tocó crecer y vivir en décadas dominadas por el machismo homofóbico.

Pero hoy que las autoridades, lejos de defender el estado laico y el pensamiento crítico basado en conocimiento científico, doblan la cabeza ante la embestida política y la campaña de desinformación orquestadas por la Iglesia y los grupos más retrógradas, ¡qué necesaria sería una declaración suya, una canción que combatiera el odio homofóbico que burbujea en todo el país!

mbonfil@unam.mx

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.