• Regístrate
Estás leyendo: Discriminación y ciencia
Comparte esta noticia

La ciencia por gusto

Discriminación y ciencia

Martín Bonfil Olivera

Publicidad
Publicidad

Los pesimistas disfrutan regodeándose cuando el género humano exhibe sus múltiples fallas. Afirman que no se puede confiar en nadie, que la humanidad no tiene remedio, y que esperar que mejore es solo una quimera.

Es cierto: la historia humana está llena de guerras, discriminación, injusticia y horrores. Y a muchos de ellos la ciencia ha contribuido al proporcionar a esos humanos violentos e irresponsables los medios para serlo de manera más eficaz: armas blancas, de fuego, tanques, granadas, bombas atómicas y armas químicas; tecnología que desforesta y contamina, que daña la capa de ozono, que extingue especies…

Y, sin embargo, ambas percepciones pesimistas, la de que la humanidad es una ruina sin remedio y la de que la ciencia solo ha empeorado las cosas, son falsas. Al menos parcialmente.

Porque es indudable que la humanidad, a lo largo de la historia, ha mejorado. ¿Evidencia? El que ya no sea tolerable, en prácticamente ninguna nación, al menos en principio, que un ser humano sea propiedad de otro. La esclavitud es hoy ilegal en el mundo.

Otros ejemplos: la lucha por eliminar la discriminación contra negros, indígenas y mujeres. Poblaciones que tradicionalmente eran marginadas y maltratadas gozan hoy de derechos prácticamente iguales a los de todos los demás seres humanos… o están en vías de lograrlo.

En cuanto a la ciencia: no solo nos ha dado, junto con armas de destrucción, herramientas para mejorar nuestras vidas y hacerlas más sanas, largas y productivas (antibióticos, vacunas, transportes, técnicas agrícolas, computadoras…), sino también los argumentos para combatir la discriminación.

En efecto: poco a poco, en su avance, la ciencia ha ido desterrando creencias como la de que hay seres humanos naturalmente más valiosos que otros (reyes, esclavos); que existen “razas” humanas y que algunas son intrínsecamente superiores a otras; que las mujeres tienen menos capacidad racional o son menos aptas para realizar cualquier tarea… Todos mitos desbancados, con evidencia sólida, por la ciencia.

No, no estoy de acuerdo con quien piensa que la humanidad no tiene remedio. Lo tiene, y la ciencia es una de las herramientas con las que, poco a poco, ha ido mejorando.

Dirección General de Divulgación de la Ciencian, UNAM

mbonfil@unam.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.