• Regístrate
Estás leyendo: Los jóvenes de la política y los jóvenes en la política
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 09:31 Hoy

Mujeres con propósito

Los jóvenes de la política y los jóvenes en la política

Mariela Solís

Publicidad
Publicidad

Para nadie es un secreto que los jóvenes están desinteresados en la política. Para muchos adultos esto puede resultar algo raro, puesto que pertenecen a una generación donde existían pocas (o nulas) opciones, la democracia era un concepto y no una realidad y donde la posibilidad de incidir en la toma de decisiones era mínima. Sin embargo, es mucho más transparente que eso: los jóvenes que se han desilusionado de la política es porque no han encontrado en las opciones una representación real de sus metas e ideales como generación y los políticos continúan repitiendo los patrones de las generaciones pasadas: impositivos o autoritarios, alejados de las mayorías y sin propuestas adecuadas al segmento. Pues eso ha cambiado.

En principio, por lo obvio: 40 por ciento de la lista nominal la representan mexicanos menores de 35 años de edad. Es decir, que los candidatos deben entablar una comunicación más franca con este grupo de la población que definirá las elecciones en 2018. En segundo lugar, porque a pesar de ser la fuerza laboral y económica más activa en México, son los más rezagados, los más vulnerables a la inseguridad y la violencia, entre otros factores que los vuelven clave para el proceso democrático de julio.

México tiene 31 millones de jóvenes. Más del 47 por ciento de ellos vive por debajo de la línea de la pobreza en México y solo 17.6 por ciento cuanto con seguridad social, acceso a salud, educación y trabajo estables. Como joven, estas cifras son preocupantes y nos deben impulsar hacia acciones concretas que generen cambios visibles en el futuro cercano, pero que puedan tener consecuencias a largo plazo.

No se trata de generar más programas de asistencia social que conviertan a los jóvenes en un rehén de la burocracia y que generen costos inalcanzables para el Estado. Caer en la tentación del paternalismo hacia los jóvenes nos estaría negando de todo el potencial que tiene este país para su desarrollo hacia el futuro. Como joven, como aspirante a representar a este sector, lo sostengo: el empleo, el emprendimiento y el desarrollo de sus capacidades en el deporte, las artes y la gestión comunitaria deben también ser un foco de crecimiento regional.

El progreso implica, desde luego, reconocer que nuestra sociedad tiene pocas posibilidades de movilidad social, de poder adquisitivo y de mejores condiciones de vida; sin embargo, esto debe suponernos un reto mayor para generar mejores propuestas que determinen acciones que nos lleven hacia resultados más eficientes. En primer lugar, definir cómo vamos a ayudar a los jóvenes a generar sus propias condiciones de crecimiento a través de pequeñas empresas o de acceso a mejores condiciones de empleo dentro de la iniciativa privada; cómo vamos a promover que existan condiciones adecuadas para la población más joven que les permita terminar la escuela, desarrollarse de manera integral, en armonía con su comunidad y promover también que estos mismos jóvenes sean quienes lideren la transformación comunitaria en sus municipios, barrios, colonias, escuelas y grupos de influencia. Asegurar las condiciones y libertades que garanticen que cualquier joven se dedique a seguir sus sueños y pasiones, puesto que esto es la base del progreso y de la equidad; y mejorar los procesos para fortalecer las instituciones que los representan y protegen, para asegurarse de que siempre tengan el apoyo que merecen de parte de los gobiernos, autoridades y representantes.

Ver con esperanza el futuro de los jóvenes es garantizar que tengan mejores oportunidades de trabajar por ellos, por sus familias y por su país, lo que también nos garantiza a todos jóvenes alejados de la violencia, proactivos, comprometidos y determinados a alcanzar todo lo que se propongan.

mariela.soro@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.