• Regístrate
Estás leyendo: Una ráfaga de aire a La Laguna con el Santos
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 08:26 Hoy

Cartel de espejos

Una ráfaga de aire a La Laguna con el Santos

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

El Santos logró su sexto campeonato y con ello regaló a su afición y a la comunidad lagunera un sentido de orgullo a su región que se había perdido. Torreón vuelve a estar a la altura. El himno oficial del Santos dice: “Somos de la Comarca Lagunera. Orgullosos defendemos nuestra tierra. Tierra de hombres y mujeres de pelea. Aquí nadie nos viene a intimidar”. Hay otro himno Guerrero de Santos. “Tres ciudades, dos estados en un solo corazón. Escuchemos nuestras voces. Santos, Santos, Santos, Santos”. Después de un largo periodo en la obscuridad el Santos vuelva a resurgir.


Un respiro a la identidad lagunera, a su gente y a la ciudad de Torreón, una válvula de escape que ayuda a liberar las angustias cotidianas. El futbol es un fenómeno mundial que funciona como mecanismo de cohesión social que se encuentra en todas las sociedades a lo largo del tiempo y del espacio y cuyo fin es reforzar la sociabilidad y el tejido social.

 

J. Huizinga en su Homo Ludens comenta “el intercambio en los juegos continúa siendo una de las formas privilegiadas y de los grandes recursos de intercambio pacifico entre hombres y sociedades, y sin duda, al igual que el mito o el culto, en la actividad lúdica es donde residen y tienen origen las fuerza impulsoras de la vida cultural…”. Sin estos escapes sociales habría más guerras.


El éxito del Santos fue tal, que los políticos de aquí y los de fuera se sumaron usando las camisetas del equipo. Para Jorge Zermeño fue un triunfo doble; el Santos había ganado el campeonato hace 20 años cuando él era alcalde, hoy repite el triunfo de su presidencia junto con los campeones. Vienen tiempos buenos para Torreón. El candidato Meade en su visita de campaña a Torreón no pudo evitar ponerse la camiseta. ¿Será fan del Santos?


El partido que los laguneros vimos por televisión, excepto por los “fans” que pudieron ir a Toluca entre ellos Jorge Zermeño que fue apoyar a su equipo lagunero fue extraordinario; los guerreros lo dieron todo para ganar. Gooool fue el grito cuando la pelota entró a la portería. Los guerreros jugaron en equipo en un estadio y ciudad que no era la suya y lo lograron. La afición lagunera y los comarcanos deben sentirse orgullosos por sus “guerreros santistas” y también debemos de aprender a respetar al “otro”: No a la violencia. El orden y la educación habla bien de nosotros los laguneros.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.