• Regístrate
Estás leyendo: Un recorrido por la cocina de Nuevo León
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 14:22 Hoy

Cartel de espejos

Un recorrido por la cocina de Nuevo León

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

La geografía del noreste marcó nuestra cocina norteña, en donde la carne es la base de la alimentación, costumbre que se generó desde el Virreinato con la introducción de ganado menor y mayor donde proliferó en las grandes haciendas ganaderas.

Alfonso Reyes el gran poeta universal y regiomontano comenta: “También Monterrey es tierra de cabras; pero ¡ lo que ha hecho Monterrey con sus cabritos en sangre (…)”. Sí, el cabrito de Nuevo León en sus diferentes formas es exquisito: cabrito al pastor; se pone en una estaca y se asa a la leña o al carbón. Se le llama así porque los antiguos pastores era lo que comían, los menudencias del animal se los daban a los perros ovejeros; otras maneras de cocinar el cabrito es en salsa; en fritada; cabrito en tacos, los machitos; los cuajitos de Cadereyta, plato virreinal que se hacía con el cuajo del cabrito y con su carne, actualmente se hace con carne de vaca. Aunque austera, la cocina de Nuevo León tiene una riqueza en donde sus productos regionales se convierten en deliciosos manjares; en Montemorelos producen las naranjas y se elaboran las mermeladas, jaleas y las cascaras de naranja, igualmente 7 variedades de salsas de chile. En Santiago, tierra rica en vegetación se fabrican los aguardientes de agave, de manzana, de granada, membrillo entre otros. De ahí también son los famosos turcos del Álamo, son empanadas de carne de cerdo con piloncillo; en Linares los famosos dulces de leche de cabra y otros de leche de vaca aderezados con nuez: las glorias, perlitas, encanelados, revolcados, las marquetas en forma de corazón. Doña Natalia Medina hace más de 70 años fabricaba dulces de leche de cabra con nuez y las llevaba a vender al Casino de Linares y la gente le decía que sabía a Gloria, de ahí el nombre. No puedo dejar de hablar de la carne: asada, seca y la saraza; de los frijoles refritos con veneno, los asados de puerco, los empalmes que son dos tortillas pasadas en manteca de puerco, en medio se les unta frijoles y un guiso; en “aquellos tiempos” este platillo se originó de los sobrantes de la comida; los atropellados es carne seca con cebolla, chile y tomate guisado en manteca para hacer unos ricos tacos; el hígado encebollado, el machacado con huevo, las tortillas de harina, el pan de Bustamante. En Nuevo León se han conservado recetas originales que seguimos saboreando en la actualidad y que son una delicia.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.