• Regístrate
Estás leyendo: Premios INBA para dos laguneros: Vicente Alfonso y Carlos Velázquez
Comparte esta noticia

Cartel de espejos

Premios INBA para dos laguneros: Vicente Alfonso y Carlos Velázquez

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

Con gusto recibí la noticia de los premios de dos laguneros, que reafirma lo que siempre he pensado del talento creativo que existe en la Comarca Lagunera. Y más porque no existe en la región una carrera de literatura, de filosofía y letras, o de Historia. El lagunero crece ante la ausencia rodeado no sólo de una tierra semiárida, sino también de carreras o talleres que los puedan apuntalar.


Los premios fueron otorgados por la Coordinación de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA): Carlos Velázquez recibió el Premio Bellas Artes de Narrativa Colima para Obra Publicada por el libro El pericazo Sarniento (Selfie con cocaína), de Ediciones Cal y Arena y Vicente Alfonso el Premio Bellas Artes de Crónica Literaria Carlos Montemayor por:  Aquí se pudre todo.


Conocí a Vicente Alfonso y a su gemelo Antonio “Frino” cuando fui coordinadora en el Teatro Martínez hace 20 años, en ese entonces eran unos jóvenes apasionados por la música; tenían una banda y luego un dueto que se llamaba “Dibujos animados”, mas tarde partieron a la Ciudad de México donde los dos han hecho una carrera brillante en literatura. Por cierto Frino ganó el premio de Bellas Artes por Obra para niños en el 2007 y su columna en Milenio demuestra su alma de poeta.


Vicente Alfonso ha sido merecedor de varios premios: Huesos de San Lorenzo (Premio Internacional de Novela Sor Juana Inés de la Cruz), Partitura para mujer muerta (Premio Nacional de Novela Policiaca), Contar las noches (Premio Nacional de Cuento María Luisa Puga).


A Carlos Velázquez lo conocí hace 10 años por medio de mi amigo el poeta Margarito Cuellar; lo invité a como corrector de estilo para un libro de Milenio sobre la historia de Culiacán, desde entonces hemos mantenido nuestra amistad y me ha apoyado con algunos textos. Cuando descubrí a Carlos percibí su talento; sus libros son una delicia en donde el humor negro provoca la risa incontenible y retrata una parte de la sociedad mexicana.


En el libro “Familias Centenarias. Pilares de La Laguna y de su historia” del cual fui coordinadora, Carlos tiene un lugar por su nueva manera de abordar la literatura. Sergio González Rodríguez escribió: “Después de Carlos Velázquez, la literatura del norte hacia el futuro ha comenzado a ser otra cosa”. Ha merecido el Premio Nacional de cuento Magdalena Mondragón 2005 por su libro La Biblia Vaquera y el Premio Testimonio Carlos Montemayor 2012 por su novela El karma de vivir en el norte.


Un orgullo para la Comarca Lagunera estos escritores. Sigamos trabajando por nuestros talentos; jóvenes y no tan jóvenes ya que con su creatividad ponen en el mapa a nuestra región.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.