• Regístrate
Estás leyendo: Las redes sociales y la masacre en Monterrey
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 13:34 Hoy

Cartel de espejos

Las redes sociales y la masacre en Monterrey

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

No se puede negar que las redes sociales han contribuido a cambiar la manera de pensar del mundo. Gracias a ellas la mayoría ha tenido acceso a información al instante de cualquier tema y de todo el mundo. Esa información ha influido para tomar decisiones sobre todo en las elecciones o bien para denunciar actos de corrupción. Pero también las redes han servido para que haya sitios de pornografía y de grupos que exaltan la violencia. Sí, con las redes no hay limite, desgraciadamente tampoco hay limites para que los menores puedan navegar en sitios dañinos. Desgraciadamente los niños y jóvenes pueden caer primero por la tentación y después engancharse en esos sitios. Un doloroso acontecimiento fue el que acaba de pasar en un colegio de Monterrey donde un estudiante disparo a la maestra y varios alumnos para después suicidarse. El joven pertenecía a un grupo llamado la “legión Holk” que promueve la violencia y el odio.


En una declaración en el diario El País, Umberto Eco comentó “Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”.


“Piense tan solo en el éxito que tiene en Internet cualquier página web que hable de complots o que se inventen historias absurdas: tienen un increíble seguimiento, de navegadores y de personas importantes que se las toman en serio”. EL PAÍS


“Con internet no sabes quién está hablando. Incluso Wikipedia, que está bien controlada. Usted es periodista, yo soy profesor de universidad, y si accedemos a una determinada página web podemos saber que está escrita por un loco, pero un chico no sabe si dice la verdad o si es mentira. Es un problema muy grave, que aún no está solucionado”. ABC


Sí el mundo cambió y la solución es estar atentos con los hijos, pasar tiempo con ellos, enseñarles el placer de la buena lectura, de la música, ir con ellos a museos, promover el deporte andar en bicicleta, hacer una excursión al campo, volver a los juegos de mesa como el ajedrez entre otros, volver a la unidad de la familia. Que quede claro, el internet no es la niñera de nuestros hijos.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.