• Regístrate
Estás leyendo: La cultura de lo efímero
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 06:23 Hoy

Cartel de espejos

La cultura de lo efímero

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

Una manera de conocer a las civilizaciones es el rastro que dejan a través del tiempo: arquitectura, escritura, rastros de objetos de la vida cotidiana y de la vida civil por estos vestigios podemos imaginar como fue la vida de esa cultura.

No se puede negar la influencia de los medios de comunicación y de las redes sociales en la conformación de una nueva cultura mundial. La noticia al instante, el realty show, la información secreta de políticos, de personajes del espectáculo, y de figuras importantes que se transmiten a través del internet y lo desprotegidos que estamos los ciudadanos que no somos tan importantes y sin embargo contamos para algunos. Por otro lado la llegada de las laptop, iphones y tablets han revolucionado la manera de acceder a la información y sobre todo a la lectura.

Mario Vargas Llosa, premio Nobel, autor de La civilización del espectáculo (Alfaguara, 21012) ha provocado filias y fobias en este nuevo ensayo. Gilles Lipovestsky es autor de La era del vacío y El imperio de lo efímero. Dos posiciones intelectuales diferentes con algunas coincidencias.

Vargas Llosa expone que la banalización de la cultura, la prensa amarillista, la frivolidad política, las mafias culturales y los “clubes de los elogios mutuos” son los males que aquejan a la sociedad contemporánea y han logrado que el gran público no distinga entre lo bueno y lo malo en lo referente al arte. El espectáculo se ha convertido en el fin y no en el medio.

Una mala novela se puede convertir en un éxito gracias a la mercadotecnia y publicidad de las editoriales, al igual que una pintura gracias a los mercaderes del arte que se han dado cuenta que la cultura vende. La postura de Gilles Lipovestsky nos dice que en el siglo XXI la cultura ha tenido un efecto democratizador, ya que llega a todo el mundo gracias a la televisión y al mundo del espectáculo en ese sentido la cultura se democratiza.

Tenemos que ser consientes que no hay vuelta atrás: los libros se leerán en las tablets, el cine se disfrutará en la televisión o en las computadoras, tablets, o iphone con las nuevas ofertas como el netflix; el arte será una cuestión de gusto donde los galeristas llevaran sus preferencias al mercado, el internet será el medio para acceder a la biblioteca mundial.

A todos nos gusta el espectáculo, pero no podemos dejar de lado la reflexión en un mundo de libertad caótica y es aquí donde el papel del educador, la responsabilidad de los medios de comunicación, y la ética de los galeristas y de las editoriales juegan un papel clave en esta nueva cultura del espectáculo.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.