• Regístrate
Estás leyendo: El deterioro del corazón de Torreón
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 10:57 Hoy

Cartel de espejos

El deterioro del corazón de Torreón

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

Por más de 8 años el Centro Histórico de Torreón se ha dejado de lado en la política municipal. El lugar donde se originó Torreón, donde gracias a Andrés Eppen, socio y apoderado de la Casa Rapp Sommer Company y que tuvo a bien contratar al arquitecto Federico Wulff que trazó los planos de la ciudad con calles anchas y donde se construyeron con el paso del tiempo, primero nuestra arquitectura vernácula con materiales de la región y posteriormente grandes edificios de cantera que daban cuenta del auge económico de la región. Hoy ese lugar es un desastre.


En este polígono se encuentran atractivos como el Teatro Nazas, el Museo Arocena, el Museo de Algodón, la Casa Museo del Cerro, el museo de Ferrocarril. Los mercados Alianza y el Juárez podrían ser otro atractivo para la ciudad.


El turismo es una de las ramas económicas más importantes de México y nos estamos quedando de lado. Sólo hay que visitar el centro de la ciudad de Durango y de Saltillo que están hermosos y aunque las comparaciones son odiosas nos sirven para ver en que se ha convertido Torreón, otrora una de las ciudades más limpias y bonitas del país y hoy un muladar.


Desgraciadamente se ha destruido gran parte de nuestro patrimonio. Una ciudad tan nueva como Torreón, no puede llegar a tener carácter si dejamos que se destruya nuestro centro que ya de por sí es un afrenta a la ciudadanía y que esa destrucción se hizo con la anuencia de las autoridades. También hablo de la falta de limpieza, de los anuncios por doquier que atentan a la ecología visual, además de la basura auditiva donde cualquier tienda pone una bocina en la calle para atraer clientes y de terrenos baldíos en manos de especuladores.


Cientos de locales vacíos porque las autoridades han dado permiso a que las oficinas se instalen en colonias que tienen uso de suelo casa habitación violando la ley. El Implan ha hecho planes interesantes para el centro que no se han llevado a cabo. Es hora de trabajar en serio en un reglamento para el corazón de la ciudad en donde se incluya estacionamiento.


Antes de hacer cualquier proyecto, lo primero que tenemos que hacer es mejorar el centro histórico corazón de la ciudad, al igual que la Alameda que nos dan orgullo e identidad. Sí, es un trabajo integral y enorme, pero “al toro por los cuernos”. No hay de otra.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.