• Regístrate
Estás leyendo: Mexicanos por patria y provincia
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:32 Hoy

Columna de María Elena Barrera

Mexicanos por patria y provincia

María Elena Barrera

Publicidad
Publicidad

"El Estado de México es una prepotente existencia moral, porción es de la prístina cuna de la gran libertad nacional."


Así reza el máximo canto de nuestra entidad federativa, una frase que nos remite al mismísimo origen de nuestro país y, es cierto, el Estado de México es una de las piedras angulares del antiguo seno materno de la libertad y esplendor de nuestra gran nación.

A raíz de la caída del Primer Imperio Nacional y la consolidación del régimen federalista en México, a partir de 1824, inició un sistema político que dotó de soberanía y fortaleza autónoma a las intendencias para dejar de ser simples demarcaciones territoriales y convertirse en entidades federativas.

El 2 de marzo de 1824 se instaló la Legislatura Constituyente del Estado de México, bajo la gobernación del, hasta entonces, jefe político Melchor Múzquiz, iniciando así los trabajos de parto que dieron vida al ejemplar Estado de México.

Las entidades de nuestro país crearon inversamente una entidad superior que aglutinó a todas las anteriores permitiendo disfrutar de los beneficios de una Federación, fortaleciendo las relaciones exteriores, la protección del emergente país y la atención regionalizada de los problemas locales.

El entonces más importante de todos los estados, poco a poco compartió su desarrollo a la Federación, desprendiendo de su territorio la sede de los Poderes de la Unión para formar el Distrito Federal, ahora Ciudad de México.

De igual manera, el Estado de México dio origen a nuevas entidades federativas que vitoreaban a los héroes que nos dieron patria y libertad, constituyéndose los estados de Hidalgo, Morelos, y Guerrero.

Sin embargo, pese a los territorios cedidos, la fortaleza del Estado de México nunca se resquebrajó, esta es la entidad federativa más poblada del país. Aunque no tiene una extensión tan amplia como otros, cuenta con más de 15 millones de habitantes, los cuales nutren cada día la población activa de la Ciudad de México, generando la zona metropolitana más grande de la república.

Por ello y mucho más, los mexiquenses nos sentimos muy orgullosos por ser doblemente mexicanos, este es un estado repleto de pueblos mágicos y pueblos con encanto, pero más importante que sus lugares, tierras y montañas, es su gente, el destello de esperanza, de lucha y progreso, un ejemplo de libertad, cultura y trabajo, que hay por ración duplicada en cada uno de ellos, finalmente "mexicanos por patria y provincia."

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.