• Regístrate
Estás leyendo: Tropas de Estados Unidos en la frontera
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 12:51 Hoy

Columna de María Doris Hernández Ochoa

Tropas de Estados Unidos en la frontera

María Doris Hernández Ochoa

Publicidad
Publicidad

El presidente de los Estados Unidos DonaldTrump ha ordenado que 5 mil militares se aposten a lo largo de la frontera con México, con lo cual endurece su mensaje respecto de la forma en que prevé enfrentar el acceso de la caravana migrante a su territorio; pero curiosamente no lo hace con tal propósito sino, esencialmente, para tratar de impedir el previsible desastre de su partido, el Republicano, en vísperas de las elecciones de medio término. Lo peor es la amenaza de que si “migrantes enardecidos pudieran lanzar piedras a los agentes desplegados, éstos podrían abrir fuego contra ellos”, lo cual constituye una desproporción explícita apoyada, según él mismo, en su compromiso de emplear “todos los recursos a mi alcance para acabar con esta crisis…” México, además de sufrir varias invasiones de los Estados Unidos, ha tenido a sus fuerzas militares del otro lado del río Bravo, en ostensible amenaza a la seguridad de nuestro país, procurando como siempre, según Washington, “velar por su seguridad”. Durante los últimos 50 años, ningún gobierno de aquel país nos ha amenazado como el actual, no solo por el proyecto de construir un muro, que en realidad sería la prolongación del que ya existe, sino por las bravatas y humillaciones que intenta generar con sus desplantes paranoicos. Combatir las olas migrantes que se suceden en muchos países pone a prueba la calidad moral de cada uno, porque el migrante no sale de su país por gusto, sino por la necesidad de sobrevivir, y para ello requiere apoyo , no rechazo y menos amenazante de usar balas contra piedras. Lo que deseamos muchos mexicanos es que los sufragantes del país del norte ahora sí recapaciten y razonen su voto. Poco menos de 50%, según estimaciones preliminares, irá a las urnas para, de manera implícita, ratificarle su apoyo o retirarle el mismo. Tal es la trascendencia de los referidos comicios ante el improbable caso de que los republicanos sufrieran una verdadera debacle , dado que las mayorías legislativas están ahora bajo el control de ese partido. La táctica de todo gobernante populista o proclive a la dictadura es provocar el temor y fomentar el odio… En otras palabras, dividir a la sociedad. Porque, es más fácil manejar voluntades para que esta se sienta protegida por su “salvador”. Los verdaderos militares de los Estados Unidos deberían sentirse avergonzado de movilizar a sus tropas para tales propósitos, más que las asentadas en países ocupados o en conflicto . No es posible que crean que están sirviendo lealmente a su país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.