• Regístrate
Estás leyendo: México visto por el mejor chef del mundo
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 02:22 Hoy

Columna de María Doris Hernández Ochoa

México visto por el mejor chef del mundo

María Doris Hernández Ochoa

Publicidad
Publicidad

Recientemente falleció el gran chef internacional Anthony Bourdain, dejando mensajes de enorme influencia al mundo, acerca de su visión de México como país expulsor de emigrantes, y de amplia cobertura gastronómica.

Nació en Nueva York en el mismo mes de su partida; vivió también en Nueva Jersey. Su padre muy relacionado con la Columbia Records responsable de la grabación de música clásica, mientras que su madre ejercía la profesión de periodista.

Los abuelos, franceses, habían emigrado terminada la Gran Guerra, por lo que adquirió una personalidad cosmopolita al vivir varias temporadas en Europa, convirtiéndose además de chef en un brillante escritor declarando en sus libros que fue un descubrimiento la magia de la gastronomía a partir de conocer los sabores de alimentos del mar.

Estudiante de nivel intermedio, decidió acercarse al ambiente de la cocina, ya trabajando como ayudante de chef como cursando la carrera en el Instituto Culinario de América, egresando en 1978.

Además de crítico, fue un defensor de los derechos de los trabajadores latinoamericanos y afroamericanos en los restaurantes de los Estados Unidos. Afirmó que existen más de 2 millones de puestos de trabajo de sueldo mínimo.

Afirmó que los trabajadores de color representan un 45% de todos los empleados en la industria, y que éstos sufren discriminación y casi no ocupan puestos de cara al cliente, en los que el sueldo es mayor.

En 2017, como parte del estreno de la novena temporada de su programa “Parts Unkown”, Bourdain hizo uno especial desde Los Ángeles sobre cocina latina, a través del cual censuró duramente al presidente Trump por sus opiniones contra los mexicanos.

Bourdain hizo varios viajes a nuestro país y, como un vagabundo, bebió pulque, comió migas en Tepito y se enamoró de las tostadas de “La guerrerense”.

A raíz de recorrer el país y sus sabores, escribió una carta en 2014, con la que Bourdain expresó su amor y admiración a México, su gente, su historia y su cocina: …“los estadunidenses aman la comida mexicana. Consumimos grandes cantidades de nachos, tacos, burritos, tortas, enchiladas, tamales y todo lo que parezca mexicano. Amamos las bebidas mexicanas y tomamos alegremente enormes cantidades de tequila, mezcal y cerveza mexicana cada año. Nos encantan los mexicanos, ciertamente empleamos a muchos de ellos”.

También se declaró amante de la música mexicana, sus playas, y la arquitectura nuestra, el diseño de interiores, las películas, preguntándose, ¿entonces… por qué no amar a México?

Sí que este franco-estadunidense tenía un corazón abierto a todas las razas y a todas las profesiones, especialmente la relacionada con la cocina mexicana que la proyectó a todo Estados Unidos.

El mundo necesita muchos Bourdain, para una mejor interrelación social y comprensión; en ese mundo no debe aparecer ninguna réplica de Trump.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.