• Regístrate
Estás leyendo: Lo que nos espera ante el nuevo gobierno
Comparte esta noticia

Columna de María Doris Hernández Ochoa

Lo que nos espera ante el nuevo gobierno

María Doris Hernández Ochoa

Publicidad
Publicidad

Ante las decisiones que previamente ha tomado el Presidente que hoy toma posesión de su cargo, existen serios temores sobre el futuro que espera prácticamente toda la sociedad mexicana, por el desmantelamiento institucional y por las dudas acerca del futuro económico que provocará polarización política. ¿ Qué puede pasar ?
Los instrumentos de participación democrática, que serán usados de forma irregular e inconstitucional para justificar las decisiones adoptadas previamente , movilizará a las clientelas que están en construcción y buscarán reformar la Constitución para que sus consultas sean legales.
El desde ahora 1 de diciembre de 2018 Presidente de México conducirá una administración pública que concentrará el poder en su persona, con un estilo autoritario, centralista y vertical y grandes propósitos como la centralización de las compras en una subsecretaría, la concentración de facultades en la oficina de la Presidencia y el manejo de la política social desde el gobierno federal, a costa de las funciones de los estados y municipios.
El combate a la corrupción suscitará un sinfín de conflictos de interés y amiguismo en las obras de infraestructura estratégica. El futuro gobierno actuará según la voluntad y obsesiones del Ejecutivo, sin importar si deja al país carente de una solución aeroportuaria adecuada o si lo embarca en proyectos ferroviarios no prioritarios, inviables ecológica y financieramente.
El Plan de Paz y Seguridad anunciado no cuenta con las bases constitucionales y legales necesarias, no tiene una estrategia distinta y efectiva que solucione el complejo problema de violencia e inseguridad, en contradicción con la reciente tesis de la SCJN.
Ante una anunciada “ austeridad republicana” se construirá un gobierno ineficiente e incapaz de satisfacer las necesidades básicas de los ciudadanos, al mismo tiempo que las inoperantes decisiones sobre el aparato gubernamental causarán irritación, frustración y sufrimiento a miles de familias de servidores públicos honestos, preparados y experimentados.
Se atentará contra la división de poderes y su autonomía, pues el dúo Ejecutivo-Legislativo va a mantener en vilo a la sociedad y a los factores productivos. Según convenga, va a amagar, negociar bajo presión o descargar responsabilidades, se trate de comisiones bancarias, la manipulación de las afores o la cancelación de la promesa de reducir el IVA e ISR en la frontera.
Se puede atentar contra el pacto federal , el orden constitucional y la democracia, incluyendo la amenaza, nunca desautorizada, a los gobernadores de desaparecer poderes estatales insumisos, en una peligrosa mezcla de poder e ignorancia que pone en riesgo de ruptura el pacto federal y de coordinación fiscal.
Aquí cabe el dicho popular de que “para ver si es o no es… un mes. Y para tu desengaño, un año” .

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.