• Regístrate
Estás leyendo: El mexicano indefenso ante las acciones violentas
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 12:15 Hoy

Columna de María Doris Hernández Ochoa

El mexicano indefenso ante las acciones violentas

María Doris Hernández Ochoa

Publicidad
Publicidad

Demoledoras declaraciones contra la policía y el sistema judicial del país han sido vertidas por quien ha sido nombrada desde ahora como secretaria de Gobernación, la ex ministro de la Suprema Corte, señora Olga Sánchez Cordero.
“Las fiscalías están rebasadas”, declaró, y además, que las víctimas no denuncian el caso que han sufrido ante las autoridades por causa del temor a las represalias.
A partir de estas reflexiones, la cifra de 25 homicidios por cada 100 mil habitantes —superior ya a la de Colombia— podría estar equivocada y ser aún mayor. Por lo pronto, ante el escalofriante récord de 3 mil 17 asesinatos dolosos durante el mes de julio, el gobierno entrante ha planteado que reducirá este tipo de crímenes entre el 30% y el 50% en los primeros años del sexenio.
Frente a este escenario, una de las noticias más relevantes de la semana pasada fue la declaración del Presidente electo, quien, en conferencia de prensa, dijo que, en el corto plazo, el Ejército y la Marina se mantendrán en las calles.
Tras las reuniones sostenidas con los secretarios de la Defensa y de Marina, respectivamente, en las que se revisaron diagnósticos y propuestas para atender los graves problemas de inseguridad y violencia que se viven en distintas regiones del país, comentó que, sin los cuerpos castrenses, no es posible enfrentar el problema a través de ningún otro instrumento, pues “la Policía Federal no está preparada”.
Ahondó al comentar: “No podemos dejar de utilizar al Ejército y a la Marina para garantizar la Seguridad Pública; no hay opción alternativa… Siendo realistas, no se ha podido consolidar a la Policía Federal…”
Hizo énfasis en que su uso tendrá un “carácter transitorio, hasta que se formen cuerpos policiales y se realicen las reformas legales para crear una Guardia Nacional capaz de garantizar la paz en el país”.
El plan para abatir el problema de la inseguridad, de manera paulatina, consiste en:
1. Establecer plazos y montos presupuestales requeridos para la modernización de las policías, tanto a nivel federal como en el plano estatal, con el fin de evitar un desgaste innecesario de nuestras Fuerzas Armadas en el mantenimiento de estas tareas.
2. Definir, consensuar y legislar cuál será el esquema de coordinación entre los tres órdenes de gobierno. Centralizar demasiado en este ámbito puede resultar ineficiente, así como invertir recursos que garanticen mayores capacidades a las policías locales y a las fiscalías estatales, que hoy se encuentran profundamente rezagadas en sus áreas de investigación, carecen de personal bien pagado y capacitado.
A todos nos conviene apoyar esos planes, que incluyen una nueva policía municipal pero ahora sí: profesional y a prueba de contaminación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.