• Regístrate
Estás leyendo: ¿Dónde está el verdadero progreso?
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 05:24 Hoy

Columna de María Doris Hernández Ochoa

¿Dónde está el verdadero progreso?

María Doris Hernández Ochoa

Publicidad
Publicidad

Antiguamente se afirmaba que la economía de un país se basaba en sus recursos naturales racionalmente explotados; pero ya confirmamos que existen países con escasas área cultivables y para el ganado, que están en la punta del progreso económico.

Y es que la economía actual no está basada en esos recursos naturales… el desarrollo de la tecnología puede detonar el desarrollo de un país.

El Presidente Fox hizo una visita de Estado a Corea del Sur; nuestro país superaba su economía pero casi 20 años después, Corea de la mano de una empresa que apostó por la investigación y la innovación: Samsung, nos ha superado ampliamente.

Hoy Barcelona despierta con 108 mil personas que asisten al WMC2018. Esto representa una derrama económica de 470 millones de euros para la ciudad.

Y todo esto es impulsado por uno de los sectores más competitivos de la industria, la telefonía celular.

Cada día el mercado de la telefonía celular se vuelve más sorprendente.

Samsung en su carrera para borrar a la empresa de la “a” está logrando avances impresionantes. Si hablamos de celulares, ha lanzado el Galaxy 9, con un énfasis sorprendente.

Además de tener una divertida, pero impresionante cámara lenta, tiene los famosos emojis que se pueden personalizar para llevarnos a la caricatura personal.

Las proyecciones de ventas del nuevo celular que desafía por mucho las características del iPhone X son no sólo halagüeñas, sino que están destinadas a equilibrar las ventas entre los dos grandes consorcios.

Al día de hoy, Samsung apuesta a la inteligencia de las cosas, la interconexión de lavadora, refrigerador, televisor y cosas tan inverosímiles como el aire acondicionado o los focos.

Que la familia puede llegar a converger en un refrigerador, lugar por excelencia de todos los integrantes de una familia, si se aprovecha, lejos de ser intrusivo puede llegar a ser el eje de la cohesión de la modernidad de las relaciones familiares.

Nuestro país, tan rico en recursos naturales, no ha sido capaz de producir sus propios alimentos; tiene que importar gran cantidad de básicos.

Y en cuanto a recursos energéticos, se van en crudo, baratos, y regresan procesados, cuatro veces más caros.

México tiene que entrar de lleno a la tecnología, que es la brújula del mañana.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.