• Regístrate
Estás leyendo: ¿Listos?
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 05:02 Hoy

La Cueva de la Hidra

¿Listos?

Margarita Jiménez Urraca

Publicidad
Publicidad

Mañana regresan a clases casi 34.5 millones de alumnos y, deseablemente, más de 1 millón, 755 mil docentes en el país. De los alumnos, 86.8 por ciento asisten a escuelas públicas y el 13.2 a privadas. Regresarán 25.9 millones de niños de educación básica (preescolar, primaria y secundaria), 4.7 millones de estudiantes de media superior y casi 3.8 millones de educación superior -algunos ya iniciaron clases-, solo que en Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero afirman que el inicio del ciclo escolar no se llevará a cabo, a pesar de la exigencia de padres de familia y empresarios. La tensión que se vive con la CNTE podría propiciar decisiones enérgicas de la autoridad, incluso "el uso de la fuerza" como lo han declarado.

En el Estado de México también hay células disidentes de inconformes con la Reforma Educativa que no pintan o se hace un buen manejo de ellas; lo cierto es que los alumnos que irán a clases mañana estarán construyendo un liderazgo generacional que no será accesible para quienes no tienen opción, son víctimas del conflicto magisterial, y seguirán viviendo en el atraso. El diálogo con la CNTE ha continuado sin que se resuelva el problema y, por añadidura, a la mesa se han sentado los líderes recientemente liberados, cuyo proceso judicial lo seguirán fuera de las rejas. Que alguien me diga que no puede ser, que no es cierto.

Mientras en entidades como el Estado de México la evaluación de los docentes es un hecho, los libros de texto gratuito se entregarán como en todo el país, se dará inicio a los cursos con entusiasmo, cantando el himno nacional y el mexiquense, en las cuatro entidades señaladas, el empoderamiento de los grupos disidentes y la falta de resultados del diálogo están formando hoy mexicanos de segunda y de tercera, profundizándose la brecha con los de primera, que tienen clases, maestros, disciplina y rumbo claro.

El problema empezó sexenios atrás, y año con año se ha complicado más; ahora se prolonga artificialmente hasta llegar a los linderos de años electorales de la mayor importancia: 2017 en el Estado de México y 2018 en que se eligen Presidente de la República, legisladores, gobernadores y presidencias municipales. En esa medida, la pregunta que surge es ¿Qué actores están alimentando la disidencia? Ésta cuesta y no poco. Son diversos intereses los que lo están haciendo, entre los cuales está la obcecación obtusa del "Mesías Tropical" y de otros. Quienes pagan son los niños y jóvenes que en la sociedad del conocimiento, no tendrán ninguna oportunidad de cambiar su historia.

Al momento de entregar esta colaboración está ganando medalla de plata Lupita González ¡¡¡Bravo!!!.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.