• Regístrate
Estás leyendo: Trump y los peligros de la balcanización de México
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 01:49 Hoy

De monstruos y política

Trump y los peligros de la balcanización de México

Marco Rascón

Publicidad
Publicidad

México es un país vulnerable. Su posición geográfica, económica y la incapacidad de las fuerzas políticas que nos representan lo hacen un país en peligro de balcanizarse y ser destazado por la incapacidad interna para definir un rumbo frente a todos los grandes intereses externos que disputan nuestra posición geopolítica y económica.

Perteneciente al bloque comercial del Tratado Comercial de América del Norte (Tlcan) con Estados Unidos y Canadá, México no se ha fortalecido como socio de ese tratado, sino que luego de 23 años se ha debilitado estratégicamente al haber cedido su soberanía económica y haber aceptado las condiciones que de manera unilateral le ha impuesto, particularmente el gobierno de Estados Unidos, a México para mal.

Habiendo sido subordinados a la economía estadunidense, México es más lo que ha dado que lo que ha recibido, sumando una crisis nacional severa que se ha presentado como “transición”, pero que no convence ni a los ciudadanos ni a las fuerzas políticas e instituciones sobre un futuro unificado.

Somos un país que al caminar no hemos hecho camino y destinos, sino hemos construido vacíos.

Las capas de resentimiento histórico de unos contra otros que nos preceden han alimentado un racismo rancio, oculto, a punto de reventar y hacerse motivo explícito para la división y la balcanización. El odio ronda por todas partes.

La destrucción y falta de liderazgos que unifiquen y la apuesta a ganar vía la polarización condimentan las condiciones bélicas no solo de ciudadanos contra gobierno, sino de ciudadanos contra ciudadanos, regiones contra regiones, pueblos contra pueblos.

Ante un eventual triunfo de Donald Trump y una agresión abierta contra el país, Trump podría encontrar un aliado dentro del sector ultraconservador de México (modernos

Polkos), ya sea para una salida autoritaria a la crisis nacional o para escindir al país y lograr el viejo sueño estadunidense de la balcanización mexicana.

Pese al acoso de “izquierdas” siniestras y derechas contra Ciudad de México, esta juega aquí el papel de Sarajevo en la Bosnia Herzegovina en guerra. Sarajevo, pese a la violencia a la orilla de la ciudad, siguió siendo la ciudad de la tolerancia y la inclusión religiosa y política. En México, hoy se busca destruir el proceso que construyó la fuerza democrática en la capital, intolerable para los sectarismos y el divisionismo interno.

Contra la balcanización, hay que unir al país y la capital, proponiendo y construyendo… así de fácil.

www.marcorascon.org

@MarcoRascon

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.