• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué AMLO y el PRD se fueron a la derecha?
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 12:31 Hoy

De monstruos y política

¿Por qué AMLO y el PRD se fueron a la derecha?

Marco Rascón

Publicidad
Publicidad

Dirán que es fenómeno mundial y que es la única vía para ganar la Presidencia. ¿Es correcto desarmarse ideológicamente para ganar electoralmente?

Hago equiparable a AMLO con el PRD, porque sin AMLO su partido es imposible que exista. Es decir, que no tiene precedente la existencia del primer partido efímero, que solo puede existir por su líder bajo la sola causa de un poder presidencial que solo existe en el imaginario; de los que creen que el país es el mismo de hace 40 años y buscan en ese símbolo el poder autoritario que admiraban, el país de una sola opinión, la República corporativizada y el pueblo obediente.

AMLO y PRD estuvieron más tiempo juntos de lo que hoy están separados: uno dictando y los otros obedeciendo mansamente. Por eso, resulta fácil entender que ahora ambos se disputan lo mismo y luego de no lograrlo por la izquierda, buscan ganarlo por las derechas.

Ambos hacen una competencia por votos, pero ya no por un futuro sustentable, sino conservador. De su pasado recogen y reciclan propuestas neoliberales para hacer, divididos, lo que no pudieron hacer juntos.

En ese proceso de integración, y que ahora es un fenómeno de violencia intrafamiliar, cada uno con sus respectivas parejas conservadoras solo sobreviven mediante el olvido.

Tanto AMLO como PRD hicieron juntos sus tropelías, como cerrar el Zócalo y Reforma en 2006, castigando a la ciudad que más votos les había dado, y que AMLO afirma que fue para que no hubiera violencia porque había muchos que se querían levantar en armas, cuando sabemos que muchos de ellos son incapaces de levantarse temprano o levantar la tapa del sanitario.

AMLO y el PRD giran a la derecha de manera tardía, pues en 2006 muchos con muchos de los panistas con los cuales ahora juntos harán historia, en aquel momento, juntos representaban 70 por ciento del poder para haber realizado la necesaria reforma del Estado tan invocada y llamada por ellos, la “cuarta república”.

AMLO y PRD, sin cultura democrática, hoy se disputan los restos de la herencia política a sillazos y se preparan desmantelando sus propias fuerzas y abandonando posiciones legendarias.

Sin embargo, también hay que decir que en torno a ellos hay gente que ha luchado y defiende sus convicciones, pese a que les han desdibujado el futuro y les han ocupado la visión política.

Por eso hoy, los que tenían un esquema, deben guardarlo, pues no sirve para entender nada la destrucción colectiva de una alternativa democrática que luchó para estar unida y ahora ellos dividen y desvían.

Es por ello, que frente a su giro hacia el conservadurismo y ganar reafirmando su visión autoritaria, decadente, excluyente y anacrónica, se requiere una alternativa, pues el campo de las ideas progresistas ha quedado vacío.

Frente a su abandono del campo de batalla y su rendición sin condiciones, se necesita convocar desde otros principios políticos.

Ya no es un asunto de etiquetas habladas, sino de actos. Seguimos siendo el país que de su tragedia encontrará de nuevo su camino, como siempre ha sido.

www.marcorascon.org

@MarcoRascon

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.