• Regístrate
Estás leyendo: ¿Síndrome AMLO en Hacienda?
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:57 Hoy

A la intemperie

¿Síndrome AMLO en Hacienda?

Marco Provencio

Publicidad
Publicidad

En comparación con el resto de miembros de la OCDE, resulta que los mexicanos trabajamos más horas al año que cualquiera, aunque nuestro ingreso esté por debajo de todos los demás, cuando menos en ese grupo de 36 países. Según el “Panorama del Empleo 2016” (http://goo.gl/JS5Ni7), en 2015 cada mexicano en edad de hacerlo trabajó un promedio de 2 mil 246 horas en el año, 27 por ciento más que el promedio de la OCDE y 64% más que los alemanes. “Hay quien al viajar en pareja paga el doble y se divierte la mitad”, dice mi tía Cleta, lo que cae como anillo al dedo a este otro tema menos mundano: trabajamos casi el doble que los disciplinados alemanes, pero ganamos bastante menos que la mitad.

Va contra uno de nuestros múltiples prejuicios, pero un ámbito en el que con frecuencia las personas trabajan más que los demás es el sector público. Cuando menos así sucede en los altos niveles del gobierno federal, de organismos autónomos o empresas paraestatales, e incluso en los grupos de mayor responsabilidad cercanos a algunos gobernadores. Pero así como el síndrome del 68 inhibe la acción de la autoridad en ciertos momentos, so pena de que automáticamente se le considere como “represora”, hay otro síndrome análogo relacionado con los ingresos de los servidores públicos: desde que López Obrador bajó los sueldos de los funcionarios del entonces DF a niveles muy por debajo de lo que personas con cierta responsabilidad (y espera uno que capacidades) aspirarían a percibir, el resto del sector público a escala federal ha tomado el mismo sendero.

Por lo que corresponde a CdMx, ¿alguien cree que un ingreso mensual bruto de 116 mil pesos es retribución proporcional, como mandata el artículo 127 constitucional, a la responsabilidad que conlleva la Jefatura de Gobierno? Por lo que corresponde a los servidores públicos federales, aunque los ingresos han caído 34% en la última década para los niveles de jefe de departamento a director general, y 45% para los siguientes niveles, de jefe de unidad a secretario de Estado, ambos en términos reales, ¿qué tanto es tantito más? Así, previo a las elecciones recientes, sin que hubiera ni ruido ni nueces al respecto, el último día del mes de mayo apareció en el Diario Oficial un nuevo “Manual de percepciones” de los servidores públicos en el que se le da otro pellizco más a los ingresos de los servidores públicos a escala federal. Total, ya encarrerados…

La austeridad y eficiencia en el gasto público no debe ser resultado de coyuntura alguna, sino de convicción permanente. Sin embargo, bien dicen que poco ahorra aquel que es bueno para cuidar las monedas y malo para hacer lo mismo con los billetes. La política salarial del gobierno federal se está convirtiendo precisamente en eso.

mp@proa.structura.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.