• Regístrate
Marco Mierke
22.06.2014
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se encuentra en una encrucijada: por un lado no quiere verse arrastrado al pantano de una nueva guerra, pero por otro, no puede quedarse mirando ante
Publicidad