• Regístrate
Estás leyendo: Presupuesto, la reconstrucción que viene
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:27 Hoy

Fortuna y poder

Presupuesto, la reconstrucción que viene

Marco Antonio Mares

Publicidad
Publicidad

Los fenómenos naturales que han afectado a México obligan a la reconstrucción de los presupuestos del gobierno mexicano para este año y 2018.

Será una prueba de fuego para el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y para su gobierno, en particular para el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade.

Tendrán que plantear y buscar el consenso de los partidos políticos en el Congreso de la Unión, para la reconstrucción presupuestal, con el objetivo de enfrentar los costos de los daños que han provocado los fenómenos naturales y, al mismo tiempo, mantener el proceso de consolidación fiscal.

Aunque la mezquindad de muchos les impide ver la realidad, lo cierto es que de los terremotos emergió —de entre las más negativas cifras de las encuestas y de la inclemencia de las redes sociales— la figura presidencial, con perfil de jefe de Estado.

El presidente Enrique Peña Nieto ha actuado con rapidez en la coordinación de la emergencia nacional.

En parte, lo ha podido hacer en virtud de la existencia y liquidez del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

De la emergencia ahora tiene que pasar a la urgencia: restituir la infraestructura dañada pero, sobre todo, reconstruir escuelas, viviendas e inmuebles culturales, que, de acuerdo con cálculos oficiales, podría tener un costo superior a 38 mil millones de pesos.

Le tocará al secretario de Hacienda, José Antonio Meade —que es al mismo tiempo uno de los que más suenan como potencial candidato a la Presidencia de la República—, la reconstrucción de los presupuestos de egresos de 2017 y 2018, en el que habrá de registrarse la sucesión presidencial.

Las cifras que ayer se dieron a conocer, podrían ser la semilla de una crisis social si no se atienden rápidamente: 150 mil viviendas dañadas por los sismos; 250 mil mexicanos sin techo.

Los costos de reconstrucción de viviendas en los estados de Oaxaca y Chiapas se calculan en 6 mil 500 millones de pesos y en el resto de los estados, de 10 mil millones de pesos.

La reconstrucción de escuelas costará 13 mil 650 millones de pesos.

El reto económico de la reconstrucción es mayúsculo. La sociedad civil ha dado ejemplo de solidaridad.

La iniciativa privada está cooperando.

Los partidos políticos están inmersos en una absurda puja de ofertas de recorte a sus gastos totales y de campaña.

Ojalá que los terremotos provoquen el milagro de anteponer el interés nacional al partidista y reduzca y transparente el costo de la democracia en México.

¡Al tiempo!

marcomaresg@gmail.com
Twitter: @marco_mares

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.