• Regístrate
Estás leyendo: Persisten gobiernos en violar la ley
Comparte esta noticia

Cuestión Política

Persisten gobiernos en violar la ley

Marco Antonio García Granados

Publicidad
Publicidad

Al referir que la actitud irresponsable y cínica de los tres gobernadores del PRI de Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua para blindarse de la cárcel al término de su gestión, Ricardo Anaya, dirigente del PAN, puso el dedo en la llaga: "el PRI quiere institucionalizar y oficializar la corrupción".

Por su lado, de sus correligionarios corruptos, Javier Duarte, César Duarte y Roberto Borge, Carolina Monroy, presidenta interina del CEN del PRI, se deslindó de esa tercia que persiste en crear un clima de pandillerismo en los estados donde "gobiernan".

Los hechos ocurridos en Veracruz el miércoles de esta semana, donde Javier Duarte –como sí aconteció en Quintana Roo hace unos días– pretendió imponer al fiscal para los próximos seis años y no ser enjuiciado, menos encarcelado por el cínico saqueo hecho a las finanzas públicas, dan rabia e impotencia, cuando un grupo de maleantes, azuzados por el mandatario, se hizo justicia por propia mano.

Es lamentable que esos personajes de ínfima calidad moral como Roberto Borge y César Duarte Jáquez, hayan impuesto a magistrados corruptos y fiscales de idéntico tenor, cuando debieran dedicarse a caminar hacia una transición que no altere más el orden público.

Es pernicioso para la ciudadanía en general que existan gobiernos como los multicitados, que han sido causantes de la debacle y la quiebra económica y financiera de esos estados de la república, los que ni siquiera voltea a ver el gobierno federal, a pesar de que en los tres referidos, se ha violentado y trastocado el estado de derecho.

Lo dicho hasta la saciedad: en México la aplicación de la ley para vándalos y saqueadores de los estados federados, es letra muerta. De ahí que el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto mantenga en vilo la paz social, donde pareciera que sería más fácil juzgar a un depauperado pueblo que roba una gallina para subsistir, que los gobernantes multimillonarios hechos a la sombra de la impunidad.

No es posible que persista entre más de 120 millones de mexicanos ese clima de violencia provocado por los sistemas estatales, que lo único que han dejado es miseria y revanchismo a una sociedad cada vez más desprotegida y mayormente vilipendiada por quienes, en supuesto, deberían de buscar auténticas alternativas de subsistencia en esos tiempos de crisis que enfrentamos todos por igual.

GUERRERO YA RESPIRA

Las acciones determinadas por el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, en conjunto con el gobierno federal, comienzan ya a rendir frutos sustanciales.

Poco a poco va consolidándose la paz social en la entidad, toda vez que en la ejecución de órdenes de mando, entre policía estatal y federal, la delincuencia organizada empieza a hacer el "efecto cucaracha", porque ya se han retirado de sitiales donde habían ejercido su fuerza narcoguerrera.

Astudillo ha hecho énfasis en la aplicación de la ley en todos los ámbitos del estado. Por ello, en Acapulco se han replegado, e incluso han huido, muchos delincuentes que azoraban ya a empresarios, turistas, ciudadanos y a casi todos por igual.

La formalidad del gobernador de Guerrero comienza a rendir frutos que, en apariencia, no llegarían en el corto y mediano plazos. Se requiere de disciplina y de altos valores morales para poner en paz a una entidad donde el crimen organizado se apoderó del propio sistema en los ejercicios gubernamentales pasados. que solo dejaron desánimo y decepción entre los guerrerenses, gente pujante y siempre dispuesta a demostrar de qué elemento están forjados. Enhorabuena!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.