• Regístrate
Estás leyendo: ¿Enfrentará EZLN a AMLO?
Comparte esta noticia

Cuestión Política

¿Enfrentará EZLN a AMLO?

Marco Antonio García Granados

Publicidad
Publicidad

La resistencia indígena conformada por integrantes del llamado EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) surgida hace 25 años, inició ya otro largo peregrinar como el ocurrido el 1 de enero de 1994, cuando “liderados” por el autollamado Subcomandante Marcos, -ahora Galeano- enfrentaron al gobierno de México encabezado por Carlos Salinas de Gortari.

El llamado de entonces por la inequidad social y económica que se vivía casi por herencia en uno de los estados más ricos en yacimientos de uranio, petróleo y agricultura, causó revuelo a nivel mundial, toda vez que se pensó que habría una guerra intestina de consecuencias irreversibles para nuestro país, a la escala de la Revolución Mexicana de 1910.

Tras muchos días y semanas de negociación entre los diversos comisionados del gobierno federal, el llamado Movimiento Insurgente decidió firmar la paz duradera de Chiapas, donde se ponderó la ayuda constante del gobierno federal a las clases sociales con mayor marginación.

Para evitar el posible enfrentamiento bélico apoyado también por países centroamericanos como Nicaragua, Honduras, El Salvador y los sudamericanos, Ecuador y Bolivia, entre otros, el régimen de Ernesto Zedillo firmó varios convenios donde se comprometió a enviar decenas de millones de pesos a Chiapas para la ejecución de programas sociales a partir del día siguiente de su petición.

Se destinaron entonces decenas de miles de millones de pesos para la ejecución de infinidad de programas y construcciones de empresarios mexicanos, con el único objetivo de que Chiapas no fuera más, el estado más depauperado de la Federación.

Sin embargo, pese a las supervisiones personales del otrora mandatario mexicano, Ernesto Zedillo, de sus colaboradores más cercanos, hasta las comisiones del EZLN, Chiapas ni los chiapanecos abandonaron la pobreza extrema.

Por qué? Se preguntaron siempre los nativos de ese singular estado y hasta ricos y pobres, los que según ellos, les pasaron la charola de cientos de millones y no se ejecutaron programas sustentables que en la actualidad les hubiera situado entre las entidades de la Federación con menas carencias.

Y creo ahora, tampoco habrá de preocuparse el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, porque ejecutará su sueño máximo de construcción pública: el Tren Maya, que atravesará todos los vestigios mayas ubicados desde Quintana Roo hasta el propio Yucatán, sin olvidar el paso obligado por el terruño privado de AMLO, Palenque, donde está el rancho denominado “La Chingada”, sitial de privilegio del líder moral de Morena.

Sin duda, el propio AMLO y su gente “convencerán” al Subcomandante Galeano para que “no se oponga” a la edificación del sueño del político tabasqueño, que disfrutará de él cuando llegue a su retiro del ejercicio sexenal, sin pensión vitalicia, pero con sus ahorros del salario de poco más de 100 mil pesos mensuales que devengará de forma honrada a partir del 1 de diciembre de 2018 hasta el 1 de noviembre del 2024. Así será.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.