• Regístrate
Estás leyendo: Hoy Siria paga la cuenta, ¿mañana quién?
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 04:14 Hoy

De watts y octanos

Hoy Siria paga la cuenta, ¿mañana quién?

Marco Adrián Hernández

Publicidad
Publicidad

Parece increíble como en la actualidad contamos con medios científicos y tecnológicos para experimentar la más alta calidad de vida (si puedes pagarlo) y a la vuelta de la esquina suceden migraciones masivas de personas, arriesgando su vida y la de sus familias, solo para sobrevivir.Un ejemplo de esto es Siria.

Desde hace más de 100 años esta región ha experimentado un conflicto tras otro, principalmente por cambios de régimen. Hoy, la situación ha llegado a un punto en que sus habitantes no la pueden tolerar más y han optado por unirse a la oposición del gobierno en una guerra civil o escapar de su país.

Desde el inicio de este movimiento armado en 2010, más de 4 millones de personas han emigrado, 80% del país vive en pobreza (4 de cada 5 personas), 83% de la poblaciónno tiene acceso a electricidad, el 50% de los niños no han asistido a la escuela en más de 3 años, más de 220 mil personas han muerto y la esperanza de vida se ha reducido a 55 años, lo cual se ha catalogado como la peor crisis humanitaria de nuestro tiempo.

Pero, ¿Qué tiene que ver con nosotros? En el mundo todos estamos conectados, y no me refiero por la tecnología. Las causas de la guerra civil antes mencionada pueden ser complejas pero existe un hecho que innegablemente propicio que sucediera.

El cambio climático. Además de líderes corruptos, instituciones ineficientes, desigualdad social y sobrepoblación (¿suena familiar?), según un estudio de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., Siria experimento una de las peores sequias durante 2006-2011, producto del cambio climático, que tuvo un efecto determinante en el inicio de la violencia.

Es por esto que no podemos considerar lo que sucede en oriente como un hecho aislado, México y el mundo tienen responsabilidad al mantener alrededor el 58% de las emisiones de gases efecto invernadero procedentes de la generación de electricidad y transporte las cuales, en su mayoría, utilizan hidrocarburos como materia prima.

La utilización de energías renovables no es una estrategia de mercadotecnia o un capricho, sino una necesidad.

Como país, al menos debemos procurar las acciones necesarias para cumplir con el compromiso establecido en la Ley General de Cambio Climático de reducir en un 30% nuestras emisiones para el año 2020, pues no estamos exentos de afrontar consecuencias similares a las de Siria en un futuro.


mail: marco.hrdz@gmail.com Twitter: @themarcohr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.