• Regístrate
Estás leyendo: Regeneración del PRI
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 21:27 Hoy

Torre Azul

Regeneración del PRI

Marcelo Torres Cofiño

Publicidad
Publicidad

Regenerar significa recuperar algo a su estado original. La regeneración anunciada en el nombre del partido propiedad de Andrés Manuel López Obrador, Morena, refiere, sin duda alguna, al PRI de los años setenta, culpable de las peores crisis que ha vivido México.


No hay que dejarse engañar: detrás de la careta de magnanimidad, hay un hombre totalitario e intolerante que busca, a cualquier precio, restaurar el presidencialismo; un individuo que hasta fue capaz de crear su propio partido para imponer su voluntad; un farsante que hasta se autoproclamó presidente legítimo para tapar lo único que tiene de real: su incapacidad para ganar en las urnas.


Rodearse de lo más putrefacto del sindicalismo corporativo, perdonar los pecados de líderes corruptos y beatificarlos en vida no tiene otro propósito que recuperar el control gremial que le permita concentrar el poder en su figura. Es sólo un medio para dominar a grandes sectores de la población porque todo lo que quiere es poder.


En el mismo sentido van sus anunciadas amnistías a delincuentes (Peña Nieto incluido, con quien de toda evidencia ya pactó). López Obrador quiere tener el control de todo, incluso del crimen organizado, bajo el supuesto falaz de ser el salvador del país, redentor de los mexicanos y purificador de almas extraviadas.


Sus propuestas también están pensadas sobre la base de la regeneración del priismo; todo ese paternalismo con el que anuncia medidas que sabe le serán aplaudidas por ciertos grupos, como la anulación de la reforma educativa, no son sino otro mecanismo de control de alguien con pretensiones de omnipresencia y omnipotencia.


En su soberbia, siente que es el único capaz de sacar adelante a México y se equivoca de manera rotunda. No se puede progresar con ideas del pasado, menos cuando en su momento resultaron desastrosas y fracasadas. Como buen dictador, AMLO es incapaz de tolerar ninguna idea que no haya surgido de él mismo.


López Obrador quiere ser un nuevo Luis Echeverría o un López Portillo. El régimen nefasto que impuso el PRI es lo que pretende regenerar y, precisamente por eso, estoy seguro, va a perder una vez más.


Face: marcelotorresc Tuitter: @marcelotorresc

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.