• Regístrate
Estás leyendo: Gobernadores inmorales
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 05:43 Hoy

Torre Azul

Gobernadores inmorales

Marcelo Torres Cofiño

Publicidad
Publicidad

El intento de garantizar su impunidad que están llevando a cabo los gobernadores priistas de Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua, no es sino una prueba más de la urgencia de un sistema nacional anticorrupción verdaderamente autónomo y con poder para actuar.

Las medidas perversas que Roberto Borge Angulo; Javier Duarte de Ochoa y César Duarte Jáquez están implementando en sus respectivos estados, dejan ver con claridad el poder que pueden llegar a acumular algunos gobernadores, capaces de someter a los Congresos y autoridades judiciales de la entidad, poniéndolos a su servicio; anulando de esa manera el sano equilibrio de Poderes.

La burda maniobra de esos tres gobernadores de nombrar auditores o supuestos fiscales anticorrupción transexenales para evitar tener que rendir cuentas ante la ciudadanía, luego de sus desastrosas gestiones, traen consigo, además el peligro de que se conviertan en un mal ejemplo que luego quieran seguir todos aquellos que, en vez de servir a la prosperidad de sus entidades, se dediquen a delinquir desde su posición de privilegio.

Pareciera, por lo arriba descrito, que el PRI en los estados no se ha decidido a atender el mensaje que los ciudadanos dejaron en las urnas el pasado 5 de junio.

La gente ya está harta, cansada de los malos manejos, de las falsas promesas y de la simulación. Pero, sobre todo, de la impunidad. Los mexicanos queremos ver que aquellos que cometan tropelías desde el poder, sean llamados ante la justicia y cumplan sus condenadas.

No es una cuestión de partidos o ideologías, la corrupción es igual de mala, venga de quien venga.Es esa nueva manera de gobernar la que está exigiendo la ciudadanía, no sólo en las urnas, pero especialmente a través de su voto. Queda claro que, lo que menos quieren ver quienes votaron en contra de los corruptos, es que al paso del tiempo éstos gozan de plena libertad al tiempo que derrochan el dinero mal habido. Por el contrario, los ciudadanos están demandando castigo ejemplar para quienes fallaron a la confianza ciudadana.

El sistema nacional anticorrupción por el que ha venido peleando legislativamente Acción Nacional, se hace eco de todos esos ciudadanos que han dicho “ya basta”. Por eso, indignan todos esos esfuerzos del priismo –y de sus lacayos del Verde Ecologista– por hacer “light”, las leyes que conforman el sistema. Porque son un contrasentido a lo que la ciudadanía está exigiendo a sus representantes.

Porque son, además, formas de buscar que la impunidad siga reinando.En Coahuila hemos sufrido los estragos de gestiones conducidas por gobernadores inmorales. Mucho cuidado con que, en la recta final, a Rubén Moreira se le ocurra hacer algo similar a lo que pretenden en Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo. Mucho cuidado.


@marcelotorresc

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.