• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-09
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:03 Hoy

Torre Azul

2017-09-09

Marcelo Torres Cofiño

Publicidad
Publicidad

Los mexicanos estamos hartos de la corrupción; pero, lo estamos todavía más de que no se castigue a los corruptos. Vivimos convencidos -hay muchas pruebas de ello- de que servidores públicos de alto rango son responsables de los más graves y dañinos casos de malversación de fondos y desvío de recursos del erario. Sabemos, además, que es precisamente esa condición la que impide que se les investigue y se les finquen responsabilidades y penas. Por eso, no podemos aceptar la idea de que las Fiscalías generales y anticorrupción, previstas en el Sistema Nacional, sean encabezadas por individuos que tengan vínculos cercanos con quienes gobiernan ni con sus partidos.


Las Fiscalías necesitan ser autónomas porque es la única oportunidad que tenemos los mexicanos, todos, de solucionar el principal problema del país. Sin embargo, eso que tenemos perfectamente claro los ciudadanos y los militantes honestos de la mayoría de los partidos, pretende ser ignorado por el PRI gobierno, tanto a nivel federal como aquí en Coahuila. Enrique Peña y Rubén Moreira están haciendo hasta lo imposible por dejar incondicionales suyos como fiscales, lo que supone un golpe duro a la credibilidad del Sistema Anticorrupción mismo. A nivel federal ya se logró eliminar el pase automático del procurador a la Fiscalía; pero queda mucho por hacer para impedir la impunidad. Desafortunadamente no podemos decir lo mismo de Coahuila en donde la voluntad de Rubén Moreira parece imponerse a costa de lo que sea.


Se dice que, el que nada debe nada teme, entonces, ¿tenemos que interpretar la negativa a otorgar verdadera autonomía a las Fiscalías en Coahuila como un reconocimiento tácito del proceder corrupto de Rubén Moreira? No parece haber otra razón más que el intento por garantizar su propia impunidad. Recordemos que se trata de figuras transexenales, que no podrán ser removidas por autoridad alguna. Por eso la gran tentación de dejar a sus “carnales” que le cuiden las espaldas. ¡Así de negra estará su conciencia!


Aplaudo los esfuerzos que hace la ciudadanía coahuilense para tratar de revertir la burla que está siendo la constitución del Sistema Anticorrupción en la entidad. Me uno a su petición: ¡No a los fiscales carnales!


@marcelotorresc

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.